Mientras en las pizarras de la City porteña la cotización del dólar trepaba este mediodía a un nuevo récord por arriba de los $28, en la capital norteamericana la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, reiteró hoy su firme apoyo al programa económico del gobierno de Mauricio Macri y el objetivo de avanzar hacia una "política monetaria mucho más independiente".

"Estamos muy satisfechos con los términos y condiciones que fueron acordados y establecidos entre los funcionarios del FMI y las autoridades argentinas", afirmó Lagarde en la sede del Fondo durante una conferencia de prensa en la que presentó resultados preliminares de la revisión anual de la economía norteamericana, un análisis que en la jerga del organismo se conoce como "Artículo IV".

Según dijo la directora gerente del Fondo en respuesta a una pregunta, hubo entre los funcionarios del FMI y las autoridades argentinas "un contacto estrecho" durante el cual se trabajó "con gran intensidad y con muy buen espíritu" para apoyar los esfuerzos del equipo que comanda el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Lagarde destacó el trabajo en equipo del gobierno argentino para establecer el nuevo programa económico (Manuel Cortina)
Lagarde destacó el trabajo en equipo del gobierno argentino para establecer el nuevo programa económico (Manuel Cortina)

Detalló en ese sentido que el programa presentado por los negociadores argentinos tras el pedido de apoyo financiero "se ancla en una consolidación fiscal que se vio levemente acelerada en comparación con lo que las autoridades argentinas ya tenían previsto, una política monetaria mucho más independiente, que a su vez está basada en metas de inflación y la determinación de un tipo de cambio flotante, y medidas que claramente apuntan a beneficiar a las personas de bajos ingresos y a los pobres dentro de la población argentina".

El apoyo del FMI al programa argentino se tradujo días atrás en el otorgamiento de un crédito por USD 50.000 millones, un tercio de los cuales serán desembolsados dentro de una semana, inmediatamente después de la aprobación final del acuerdo técnico por parte del directorio del Fondo, que tiene previsto reunirse el día 20 en la sede del organismo.

El Gobierno informó ayer que la mitad de esos recursos, unos USD 7.500 millones, serán destinados a cubrir necesidades presupuestarias. Es decir, a cubrir déficit, mientras que el resto engrosará las reservas. La expectativa oficial es que esos dólares, que el Banco Central va a vender en subastas diarias, contribuyan a contener la disparada del dólar, que en los últimos días volvió a evidenciar la inquietud del mercado a pesar del acuerdo sellado con el Fondo.

El desembolso de USD 15.000 millones del 20 de junio se dividirá en refuerzo presupuestario y en engrosar las reservas del Banco Central
El desembolso de USD 15.000 millones del 20 de junio se dividirá en refuerzo presupuestario y en engrosar las reservas del Banco Central

Lagarde mostró hoy en la rueda de prensa plena confianza en el programa económico de Dujovne, pero enfatizó que es un plan concebido y diseñado por el equipo de Hacienda y remarcó que los esfuerzos que haga en adelante el gobierno argentino serán determinantes.

"Son sus esfuerzos, su determinación y su convicción lo que necesitan para restablecer la situación de la economía argentina, de modo de beneficiar a la población en su conjunto", señaló la titular del Fondo. "Esto es algo que claramente fue concebido y aprobado por las autoridades argentinas, y vamos a hacer lo mejor que podamos para apoyarlas para alcanzar una mejor situación económica y financiera", cerró Lagarde.

Ayer, al igual que hoy pero a través de un comunicado de prensa, la directora gerente del FMI había vuelto a expresar su confianza en el plan económico del Gobierno, un elogio que coincidió también con otra jornada de nerviosismo en el mercado, con una cotización del dólar que escaló algunos centavos y obligó al Banco Central a intervenir para frenar la tendencia.

Seguí leyendo: