(Enviado especial a Washington)  Luego de la segunda reunión de ministros de Hacienda y presidentes de bancos centrales de los países que conforman el G20, los representantes de la Argentina, que ejerce la presidencia del bloque de líderes globales, brindaron una conferencia de prensa en la que sintetizaron los temas y preocupaciones de los países miembros. Allí, como voceros, luego de la cena de trabajo de anoche y la reunión del  bloque financiero de esta mañana, estuvieron Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda local, y Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central.

Sobre las perspectivas de la economía mundial, los participantes destacaron que el crecimiento es sostenido y que hubo un "llamado al mutilateralismo". "Hemos vuelto a los niveles previos a la crisis de 2008", destacó Dujovne.

Dujovne y Sturzenegger en Washington
Dujovne y Sturzenegger en Washington

Con respecto a los puntos centrales de las conversaciones, básicamente son los mismos que se tocaron un mes en la primera reunión de Buenos Aires: el proceso de normalización de tasas de interés a nivel global, el aumento de la tendencia de países a mirar hacia adentro (proteccionismo) y los riesgos geopolíticos. También se habló de los aumentos de los niveles de deuda, a nivel general y tanto de deuda corporativa como soberana.

"Respecto del trabajo todos reconocimos los impactos positivos del cambio tecnológico, pero representará un reto para nuestros ciudadanos. Tenemos que moldear el futuro para que la transición en este nuevo entorno no sufra tropiezos, como los cambios impositivos, y otros instrumentos de política que se presentarán en Buenos Aires", detalló Dujovne, quién definió a la reunión en DC como "muy fructífera".

Nicolas Dujovne: “Tenemos que moldear el futuro para que la transición en este nuevo entorno no sufra tropiezos, como los cambios impositivos”

Arreglos en el techo

"La frase de moda es que 'cuando brilla el sol hay que reparar el techo'", aseguró Sturzenegger citando a Christine Lagarde, la directora del FMI. La referencia es a hacer las reformas necesarias para bajar el déficit fiscal con la idea de prepararse que una posible nueva crisis económica global.

"Pero tienen que ser procesos graduales", aclaró el titular de BCRA, quien agregó que las perspectivas de crecimiento para los próximos dos años son crecientes, aun en el proceso de normalización de las políticas monetarias.

A la hora de las preguntas sobre una posible "guerra comercial", desatada por los aranceles que impuso Donald Trump, el presidente de EEUU, Dujovne aclaró que el G20 es un grupo de coordinación macroeconómica -"quizás el más importante del mundo", arriesgó el ministro– y que no es un lugar para abordar medidas concretas sobre comercio. "Es un tema que entra en las charlas, pero como tema de posibles riesgos mundiales. Hablamos de afectación del comercios pero no medidas concretas", dijo el argentino.

Los temas locales

"Esta fue una reunión más corta, las más pesadas son las de marzo pasado, en Buenos Aires, y la se hará en en julio, también en Argentina", destacó Ariel Sigal, jefe de Gabinete  de Hacienda luego de la conferencia de prensa.

Dujovne: “Hemos vuelto a los niveles previos a la crisis de 2008”

"Hay mucho interés por la Argentina", agregó Guido Sandleris, jefe de asesores de Dujovne hablando más del país en el contexto de diferentes reuniones con inversores que los funcionarios tuvieron en Washington. Cuando se le consultó sobre si los inversores les consultaban por el tema tarifario que se debate por estos días en el país y la inflación futura, el funcionario aseguró que "preguntaron si tiene algún impacto fiscal, y la verdad es que no. Tendrá que ver cómo Indec arma el tema precios. Es una forma de diferir en el tiempo, pero no cambia la evolución".

También surgió el tema de las metas de inflación. "Es un tema un poco viejo, es una cuestión de febrero. Es la pregunta de verano, no del otoño", intentó minimizar Sigal. Pero volvió rápido al tema. "Lo dijo el Central con su informa de política monetaria. Esperamos una baja de la inflación para mayo o junio. Y si eso no pasa esta dispuesta subir las tasa de interés y usar las herramientas de política monetaria para llegar a la meta".

"No se cambian las metas, pasó una vez y se recontra explicó. No pasa cada dos meses", cerró Demian Reidel, vicepresidente segundo del BCRA.

SEGUÍ LEYENDO: