El economista Mario Blejer participó del Ciclo de Conferencias "Qué pretendo para la Argentina", organizado por el Rotary Club de Buenos Aires que se realiza todos los miércoles en el Hotel Sheraton Libertador. El evento contó con la presencia del presidente de la institución Luis Ovjesevich junto a varios directivos de esa institución.

Con respecto a las próximas reformas que presntará la semana que viene el presidente Mauricio Macri frente a empresarios, legisladores y sindicalistas, el actual vicepresidente del Banco Hipotecario manifestó: "Creo que la reforma laboral tratará de ser complementaria para bajar costos específicos para generar un alza en la productividad" y afirmó que "lo importante es no mover la tasa de cambio". Blejer, quien fue presidente del Banco Central de la República Argentina (2001-2002), brindó su opinión a favor de gravar la renta financiera: "Por supuesto que gravaría la renta financiera, pero agregaría unos "peros" y me preguntaría antes qué es la renta financiera, qué es lo que se puede gravar y por sobre todas las cosas lo haría con mucho cuidado".

En referencia a las políticas aplicadas por el Gobierno manifestó que las mismas no son aleatorias y se articulan a partir de tres patas y explicó: "Básicamente, la primera es el gradualismo a nivel nacional con que Cambiemos toma las decisiones a partir de una modificación clara con el Gobierno anterior a partir del gasto público, que le está sirviendo para seguir reduciendo poco a poco el déficit fiscal", aseguró el economista, y agregó: "La segunda es la pata fiscal, en donde a partir del crédito se están solucionando muchos problemas y ha llegado a lograr un crecimiento en los últimos años y se plasma en términos reales cuando comparás que crecieron más los créditos que la inflación"; y para concluir su tesis afirmó: "La tercera es la más complicada, ya que es la flotación de la tasa de cambio, en donde tiene más consecuencia, pero se relaciona con la facilidad de pedir créditos".

Blejer soprendio al auditorio al relacionar el cambio de la composición del gasto público con la facilidad de pedir créditos al manifestar que "en el mundo hay una situación favorable para el endeudamiento de los países emergentes y ese crédito sirve para poner en órbita al país, una jugada política que fue abalada el domingo en las urnas". El economista dedicó parte de su exposición para analizar la victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas del domingo pasado y afirmó: "Estoy casi convencido de que estamos en el camino correcto y eso no quiere decir que sea un sendero fácil, directo y sin riesgo, sino que da la impresión desde el punto de vista económico de que esa es la dirección correcta y la ola de entusiasmo llegará en los próximos días a la Argentina cuando las empresas extranjeras vuelvan a acercarse al país".

LEA MÁS: