Centrado en su carrera como boxeador pero siempre al tanto de lo que sucede en Boca, Pablo Migliore habló de Juan Román Riquelme y su postulación para ser presidente del club en una lista de consenso. Aunque el ex arquero se identificó siempre más con el grupo de Martín Palermo, fue elogioso con la figura del 10.

“Sería lindo que Riquelme sea presidente. Cuando hablé de ese tema con él, marcaba una posición diferente a la de ser dirigente de fútbol. Mientras uno es futbolista no se lleva bien con los dirigentes. Me gustaría verlo en el plano futbolístico porque tiene una visión diferente. Sería muy rico para los jugadores que sepa enseñar sus experiencias", opinó el Loco, en el programa El que abandona no tiene premio (Club 947). Lo comparó con Pablo Aimar en las selecciones juveniles y agregó: “Son jugadores de élite que tienen mucho en serio para dar, pero necesitan estar mejor asesorados”.

En tanto, reveló que hace mucho tiempo no mantiene contacto con Román, al que le dejó un mensaje: "Que escuche a su corazón de verdad. Después va a ser él el que se tiene que levantar a la mañana y al que van a putear si las cosas no salen bien. Si él cree que se siente más útil adentro de una cancha que atrás de un mostrador... Que haga lo que sienta".

Pablo Migliore, hoy boxeador, se fijó en el presente de Boca, equipo del que es hincha confeso (Manuel Cortina)
Pablo Migliore, hoy boxeador, se fijó en el presente de Boca, equipo del que es hincha confeso (Manuel Cortina)

Con el futuro de muchos protagonistas de la entidad xeneize en veremos, incluidas las autoridades, el manager Nicolás Burdisso y el entrenador Gustavo Alfaro, Migliore propuso a un técnico ante la posibilidad de que no le renueven el contrato al DT de turno: “(Rolando) Schiavi está haciendo un trabajo muy bueno y silencioso en la Reserva. Tiene espalda suficiente para hacerse cargo del plantel. Es un tipo muy preparado y aparte sabe transmitir lo que quiere”.

Ya en el plano personal, confesó que entrena más ahora como boxeador que antes como futbolista y aceptó el bajo nivel del pugilismo nacional: "En el boxeo argentino está muy baja la vara. Son contados con los dedos de la mano los que pueden pelear por un título mundial".

De chico, su referente en el fútbol fue Navarro Montoya y en el boxeo Mike Tyson. Por último, aseguró que la única vez que se tomó a golpes de puño con un compañero de equipo fue con Jonathan Bottinelli en San Lorenzo y que luego se arrepintió. Y nombró a dos ex jugadores de Huracán entre los que más se destacaban por ir al frente en combate mano a mano: “Tuve muchos compañeros que se la bancaban mal, pero el cordobés Sánchez Prette y el Beto Yaqué eran terribles”.

SEGUÍ LEYENDO