A paso firme. Así camina Pablo Migliore por arriba de los cuadriláteros desde que decidió transformar su vida deportiva: el arquero que vistió camisetas de gran jerarquía decidió reconstruirse en un boxeador que todavía pelea por conseguir la licencia oficial de la Federación Argentina de Boxeo.

El último fin de semana, el "Loco" volvió a ganar por nocaut y estiró su invicto a tres peleas: esta vez su víctima fue nuevamente Julián Esteban "Chiquito" Ruiz en el Club Don Bosco de Ramos Mejía.

El ex futbolista de 37 años terminó el pleito a los pocos segundos de iniciado el tercer round con un potente golpe al hígado que dejó a Ruiz –que acusó 110 kilos en la balanza– tendido sobre la lona sin poder responder ante el conteo del juez.

Previamente había caído dos veces en el primer round: una por un impacto también sobre el cuerpo y otra tras un directo al rostro. También besó la lona en dos oportunidades durante el segundo nuevamente primero por un golpe al hígado y luego tras una furiosa combinación de Migliore.

"Chiquito" fue rival del "Loco" en la categoría pesados por segunda vez, teniendo en cuenta que en el segundo combate oficial ya lo había vencido antes de finalizar el 2° asalto.

Migliore se lanzó como boxeador en marzo de este año con un contundente triunfo por nocaut en el primer round ante Diego Merlo también en el Club Don Bosco.

Cabe destacar que el "Loco" espera ser reconocido por la FAB y mientras tanto pelea bajo el reglamento de la World Pugilism Commission (WPC), una entidad de segundo orden que expone a Rocky Calen (República Democrática del Congo) como campeón mundial de la categoría pesados y al mencionado Ruiz como sexto en la lista de la divisional, según una última actualización de su sitio web en mayo del 2018.

Migliore encaró una carrera futbolística entre los años 2002 y 2017, cuando abandonó su tarea debajo de los tres palos con la camiseta de Barracas Central. En el país vistió las camisetas de Huracán, San Lorenzo, Boca, Argentinos Juniors y Racing, entre otros.

Seguí leyendo: