Para algunos todavía está abierta la herida que dejó la eliminación de Argentina en el Mundial de Rusia. Las flojas producciones y la previsible derrota ante Francia en los octavos de final se mantienen en la memoria colectiva, dado que el pésimo proyecto de Jorge Sampaoli no funcionó.

A pesar del dolor que dejó el fracaso, Sergio Agüero prefiere olvidar lo sucedido en sus vacaciones en Ibiza. La popular isla española, reconocida por su vida nocturna y sus playas paradisíacas, fue el lugar que eligió el Kun para despejar la cabeza antes de retornar a la actividad en el Manchester City.

Allí, en medio de las Baleares, el goleador de los Ciudadanos se encontró con Kylian Mbappé, la figura francesa que brilló contra la Argentina en Rusia y se consolidó como el mejor jugador joven del torneo. Autor del tercer y cuarto gol que selló en el 4 a 3 a favor de los galos, el astro del PSG posó junto al ex Independiente con una sonrisa de satisfacción por el estado de relax que atraviesa en estos días.

Francia continuó su camino hacia la Copa del Mundo con victorias sobre Uruguay, Bélgica y Croacia. En la fase de grupos se lideró su zona luego de superar a Australia, Perú y empatar con Dinamarca.

Argentina, en cambio, tuvo un debut decepcionante contra Islandia (1-1), cayó por goleada ante Croacia (3-0) y derrotó angustiosamente a Nigeria (2-1).   

Seguí leyendo