La Selección se volvió en primera ronda en los Juegos Olímpicos de Río 2016 (EFE)
La Selección se volvió en primera ronda en los Juegos Olímpicos de Río 2016 (EFE)

Julio Olarticoechea fue uno de los personajes destacados en la previa del amistoso ante Haití, que sirvió para despedir a la Selección antes de su partida rumbo al Mundial. El Vasco, junto a sus ex compañeros, fue homenajeado por el título conseguido en 1986. "Cada encuentro es emocionante, porque no nos juntamos muchas veces", le dijo a Infobae con una sonrisa que representó su sensación de felicidad.

Tanto los protagonistas que se consagraron en México, como los campeones de 1978, tuvieron su protagonismo en La Bombonera unos instantes previos al concierto de goles que lideró Messi. "Como compartí el Mundial del 82 con el grupo que fue campeón en el 78 tengo muy buena relación con todos. Con el Pato Fillol me río mucho, porque siempre le decía que de chiquito juntaba sus figuritas", confesó entre risas.

El contexto también dio lugar para el análisis de lo que podría hacer la Selección en Rusia. "No viene mal la formación del equipo. A pesar de la última derrota con España, que fue muy dura, hay tiempo para que se forme un buen grupo. Lo importante es la reunión interna que tengan antes de que empiece el Mundial. Ahí se van a decir de todo, para que no haya rispideces", deslizó el ex Racing y comparó el momento de la delegación actual con la que integró cuando el técnico era Bilardo: "A nosotros nos pasó en el 86. Veníamos mal y cuando llegamos a México nadie confiaba en nosotros. Fueron esas reuniones las que sirvieron para que se digan las cosas de frente y el grupo se suelte. Después, una vez que ganás el primer partido la cosa se empieza a facilitar; se potencia el grupo y se ampara en el mejor del mundo. En aquel momento era Diego y hoy es Messi".

El homenaje a los campeones de 1978 y 1986 en la Bombonera, Mayo 2018
El homenaje a los campeones de 1978 y 1986 en la Bombonera, Mayo 2018

Como el Vasco fue parte de aquel plantel que logró la hazaña en el estadio Azteca, su pasado le permite contar detalles de lo que fue la relación entre Maradona y Passarella. "Tuvieron dificultades entre ellos, pero en el grupo no se sintió", confesó con la sinceridad que lo caracteriza y continuó: "Daniel tuvo un problema físico por algo que tomó y lo tuvieron que internar porque no podía parar de vomitar. Cuando salió del hospital empezó a entrenar y se desgarró, pero mientras estuvo conviviendo en la concentración no hubo ningún problema".

A diferencia de lo que vivió cuando estuvo a cargo del equipo olímpico que se volvió en la primera ronda de Río 2016, hoy la AFA se encuentra en otra posición. El contenedor de carne, los 200 kilos de yerba y las 8 parrillas que acompañan a la delegación albiceleste a Rusia no tienen ninguna relación con la logística que se preparó hace 2 años. "Era un caos. No sólo porque no tenía jugadores, sino porque no podíamos entrenar doble turno ni concentrar porque no teníamos comida. No había presupuesto ni para los almuerzos", recordó Olarticoechea.

La Selección que no comía no obtuvo ningún resultado favorable y la prematura eliminación en primera ronda concluyó el ciclo del técnico de Saladillo. "Cuando llegó el grupo de River tuvo que salir a la cancha sin hacer ni un entrenamiento. Empatamos en una gira contra Colombia, pero en Río se perdió el primer partido y después no pudimos seguir. Se hizo lo que se pudo", argumentó el DT que dirigió al conjunto que perdió 2 a 0 con Portugal, superó 2 a 1 a Argelia y empató 1 a 1 con Honduras.

Olarticoechea, comandando una práctica de la Selección olímpica
Olarticoechea, comandando una práctica de la Selección olímpica

Fueron los momentos más duros de la Selección. Los juveniles representaban lo que sucedía en la mayor. Después de las tres finales perdidas ante Alemania y Chile se quebró el proceso de Martino para que la crisis institucional impacte en el aspecto deportivo. "Había un caos total. Durante esos dos años se perdió mucho tiempo y se cambiaron muchos técnicos. El Tata tenía una idea, después llegó Bauza con otra propuesta y ahora está Sampaoli, que tiene una mirada completamente distinta a la de los dos anteriores. Eso al jugador le genera un lío en la cabeza y se notó en el último tiempo. Creo que lo mejor es jugar el Mundial con un sistema más básico", recordó.

Por lo tanto, a la hora de buscar las esperanzas de cara a Rusia 2018 los antecedentes reprimen a la ilusión. "Ya se dieron muchas ventajas, pero por suerte ahora se está trabajando bien. Antes ni siquiera viajaban los sparrings. También falta potrero, y se nota, porque no salen tantos jugadores como antes. De todos modos, hay calidad en la esencia de los argentinos y el día que no esté Messi tendremos que depender más del equipo que se forme", concluyó Olarticoechea sin ignorar la actualidad de la mayoría de los integrantes que partieron rumbo a Barcelona: "Hay jugadores que rinden en sus equipos, pero no en la Selección. Seguramente, eso le generará muchas dudas al técnico para el debut. Es una dificultad muy grande para el Mundial".

Seguí leyendo