Argentina superó 2-0 a Venezuela y avanzó a las semifinales de la Copa América, instancia en la que se medirá el martes frente a Brasil el próximo martes, desde las 21.30, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte. Lautaro Martínez (la gran figura junto a Leandro Paredes) y Giovani Lo Celso fueron los autores de los goles, sin embargo, un nombre fue el que se quedó  con la mayor atención en las redes sociales: Lionel Messi.

El astro rosarino, de 32 años, se vio beneficiado por las travesuras de su hijo Mateo: los líos que armó en la tribuna, junto a su hermano Thiago. Pero también provocó una revolución porque, a diferencia de lo que sucede habitualmente, cantó el himno nacional en la previa, y lo hizo con enjundia.

Luego, el 10 tuvo un partido discreto y todavía no logra despegar en la Copa América. Enhebró un par de arranques furiosos a pura gambeta en los primeros 15 minutos de partido; luego rebotó algunos balones con pericia, pero no eligió bien en algunos contragolpes.

Tras el encuentro, realizó una fuerte autocrítica sobre su rendimiento: "No está siendo mi mejor Copa América ni la que esperaba, pero son partidos que se dan de esa manera. No se puede jugar mucho, es complicado para nosotros que queremos atacar. A la hora de conducir, eludir a un rival. También se te junta mucha gente en el medio en todos los partidos", señaló. Y apuntó contra el estado de los campos de juego: "Todas las canchas son muy malas. No te permiten conducir. Vas conduciendo y parece un conejo, va para cualquier lado. También cuesta para acomodarte para patear. Si bien no favorece al bueno juego, es lo que hay en esta Copa América".

La "ausencia" de su mejor versión también fue uno de los hits en las redes sociales. Y una de las imágenes del momento en el que cambió la camiseta con Junior Moreno también quedó en el blanco. La "Pulga" dejó al descubierto el tatuaje de su mamá Celia y brotaron las comparaciones.

LOS MEJORES MEMES DE LIONEL MESSI

SEGUÍ LEYENDO: