Los últimos años de Juan Román Riquelme fueron íntegramente dedicados a sus amistades y familia. Abundaron el mate, asado y fútbol, sea mirando por televisión o con los cortos puestos para un picado entre conocidos. Desde el anuncio de su retiro (tras el ascenso con Argentinos Juniors en enero de 2015) así transcurrieron los días del 10, que planea desde hace rato su partido homenaje en la Bombonera y es blanco político de todas las agrupaciones xeneizes de cara a las elecciones de diciembre.

El peso de su apellido hace pensar que él es quien puede llegar a inclinar la balanza a favor de uno u otro sector, aunque existen otros factores coyunturales que podrían ser determinantes en los comicios de fin de año.

La suerte deportiva del equipo de Gustavo Alfaro en la Copa Libertadores será decisiva para el oficialismo, que impulsa a Christian Gribaudo como candidato. Y todo hace indicar que no habrá unión entre los opositores, entre los que se destacan Jorge Amor Ameal, José Beraldi y César Martucci (ordenados alfabéticamente para no herir susceptibilidades). Estos son los que intentarán poner fin al angelicismo y tienen claro que el apoyo de Román sería vital. Por eso es que hubo contactos desde todos los bandos, incluso por parte de la actual dirigencia.

Fue en 2011 que Daniel Angelici fue electo cuando todavía Riquelme era jugador. En aquella oportunidad el futbolista, a sabiendas de la relevancia de su palabra dentro del candente clima político, no "jugó" a favor de nadie. Más tarde declaró que primó su respeto y ética, ya que en caso de haberse pronunciado a favor de Ameal, éste hubiera vencido a Angelici aquella vez: "No tengo por qué meterme en una elección".

Entre mate y mate, Riquelme define si se postula como dirigente de Boca (Foto NA)
Entre mate y mate, Riquelme define si se postula como dirigente de Boca (Foto NA)

Previo a la reelección de Angelici en 2015, Cacho Riquelme (papá de Román) se mostró cercano a José Beraldi. El último 10 votó por primera vez desde que dejó de jugar profesionalmente aunque no se expresó públicamente a favor de ninguno de los candidatos, a diferencia de Carlos Tevez, quien en su regreso al club se alineó detrás del actual mandatario azul y oro.

Fue en 2016 cuando comenzaron las primeras charlas entre Riquelme y el oficialismo para llevar a cabo su partido despedida en la Bombonera. De hecho ese año visitó en Olivos al ya electo presidente de la Nación, Mauricio Macri, al que le regaló una camiseta de Boca (el año pasado también compartieron asado y fútbol en otra ocasión). Lo concreto es que desde 2017 el duelo homenaje se patea y pospone una y otra vez.

En mayo de este año Angelici había anunciado que la fecha FIFA de septiembre (este fin de semana) era la prefijada para ver a Román por última vez jugar en la Bombonera. Luego se postergó para la fecha FIFA de octubre (sábado 12). Y ahora se mantiene en suspenso…

Riquelme y Angelici están en contacto por el armado del partido despedida del “último 10”
Riquelme y Angelici están en contacto por el armado del partido despedida del “último 10”

LAS PROPUESTAS QUE RIQUELME TIENE SOBRE LA MESA

"Nunca tuve problemas con ningún presidente, pero no fui amigo de ninguno. Con Pompilio tenía un poco más de cariño porque el hijo estaba todos los días en el vestuario", ha aclarado en más de una ocasión Riquelme. Hoy tiene las puertas abiertas en todos los flancos. De su voluntad y afinidad política dependerá.

1. Daniel Angelici se escribe mensajes por WhatsApp y puso a disposición la Bombonera para cuando Riquelme decidiera armar su encuentro despedida. "Boca pondrá el estadio, empleados y directivos a disposición. Se lo merece como ídolo del club que es", manifestó el presidente xeneize, quien agregó no haber tocado temas políticos con la estrella.

Hace semanas se instaló el rumor de una posible fórmula de Román con Gribaudo, que además de remarcar que necesitarán dos estadios por la cantidad de público que querrá acudir a su homenaje, deslizó: "Puede aportarle mucho a Boca". Desde el oficialismo aseguran que no hubo ofrecimientos formales, pero el guiño al 10 está hecho y trasciende su partido despedida. Le ven pasta para desempeñarse como directivo ligado al fútbol profesional.

2. Jorge Amor Ameal explicó que no volvió a abordar temas políticos con Riquelme desde que se lo acusó de usar su nombre. "Es una persona que no mereció irse del club como se fue ni tampoco todas las injusticias que sufrió. Nosotros somos opositores, si él se siente opositor y se comunica con nosotros, las puertas están abiertas", le dijo el ex presidente xeneize a Infobae.

La cabeza de la agrupación Juntos x Boca recordó que en su momento fue quien promovió la renovación del contrato de Román como futbolista, aunque aclaró que no tiene una relación de amistad: "Tengo aprecio y afecto, pero no soy de la gente a la que le gusta ser amigo de los jugadores. Soy dirigente". Tanto Ameal como Mario Pergolini (compañero de fórmula) están dispuestos a ceder sus lugares como potenciales presidente y vice con tal de contar con el 10, armándole el aparato político detrás suyo.

Por ahora Román juega al misterio: ¿se mantendrá al margen de las elecciones en Boca? (NA)
Por ahora Román juega al misterio: ¿se mantendrá al margen de las elecciones en Boca? (NA)

3. José Beraldi fue contundente: "Le planteé a Román que me interesa que juegue acá, que participe en el Mundo Boca". Aunque aclaró que no lo usará como bandera política, aguarda por la respuesta del 10, con quien convivió en su etapa como jugador dentro del club.

¿En qué lugar lo imagina? Manejando el consejo del fútbol profesional, rodeado de nombres históricos como el Patrón Bermúdez y Sebastián Battaglia. "Se aseguraría los cuatro años de experiencia como dirigente para formarse. Boca lo necesita, me encantaría que esté", acotó Beraldi, que le dio a elegir a Riquelme el puesto que crea conveniente para ocupar.

4. César Martucci es el dirigente que mantiene la firme postura de una unión política que, a esta altura, parece complicada entre la oposición. "Planteo una lista única y si Román puede ser ese factor de unidad, bienvenido sea", le dijo a este medio.

Él fue uno de los dirigentes que negoció la continuidad de Román justo antes de su partida a Argentinos Juniors y lo conoce bien: "Si él decidiese lanzarse a la vida política del club, tenemos la responsabilidad de acompañarlo porque sabe mucho de fútbol. Yo le diría que se ocupe del fútbol; de la AFA, la Conmebol y la FIFA nos ocupamos los dirigentes. Zapatero a tu zapato".

SEGUÍ LEYENDO