Maradona, de 58 años, “se muere de ganas de dirigir” (Foto: REUTERS/Henry Romero)
Maradona, de 58 años, “se muere de ganas de dirigir” (Foto: REUTERS/Henry Romero)

Minuto a minuto, Diego Maradona parece acercarse al banco de suplentes de Gimnasia La Plata. Ayer hubo una primera reunión formal entre Matías Morla, apoderado del astro, y la Comisión Directiva del Lobo. Allí, la segunda oferta del club se hizo efectiva, con sus particulares características: la licencia para que el Diez no tenga que concurrir a diario a los entrenamientos en pos de que no desatienda su rehabilitación (le colocaron una prótesis en la rodilla derecha el 24 de julio) y un cuerpo técnico nutrido, que respalde el impacto que provoca la irrupción de su figura.

El conjunto tripero se quedó sin técnico (renunció el Indio Ortiz) el sábado ante Argentinos Juniors: apenas sumó un punto en cinco fechas y sufre en el sótano de la tabla de los promedios. La dirigencia que encabeza Gabriel Pellegrino finaliza su mandato en diciembre. Y quiere hacerlo dejando una mejor imagen que la actual. Por eso, en la última reunión de CD, hubo directivos que amenazaron con renunciar si no se insistía por Pelusa, más allá de que hubo sondeos a Eduardo Domínguez y a Julio César Falcioni, quien terminó cerrando su regreso a Banfield.

Los avances en la negociación resultaron sustanciosos, a la espera del 10 de septiembre. ¿Qué sucederá ese día? Una junta médica evaluará la salud del Diez y dará su veredicto respecto de si se encuentra apto para ponerse al frente del proyecto. Claro que Maradona ya dio su opinión. Apeló a las redes sociales para hacerlo. "Hola a todos, quiero aclararles que yo no recibí, ni rechacé, ninguna propuesta de equipos argentinos, como andan diciendo. No tuve contacto oficial con ningún club. Estoy bien de salud y por supuesto que sería un honor para mí dirigir en mi país. Siempre me gustaron los desafíos. ¡Le mando un abrazo a todos!", escribió en su cuenta de Instagram.

Mientras, Gimnasia recibió ofertas de sponsors para solventar la movida y le ofreció a Morla un alojamiento de primer nivel para Maradona, con la intención de que no tenga que trasladarse desde Nordelta hasta La Plata. Desde el entorno de Pelusa aseguran que, por el momento, de asumir la conducción del Lobo, el único nombre confirmado en su cuerpo técnico es el de su sobrino, Sergio Daniel López Maradona.

El también ex enlace surgido de Argentinos Juniors supo acompañarlo en la segunda etapa en Dorados de Sinaloa, por la Liga de ascenso de México. Otro que podría estar es Bruno Maffoni, ex lateral de Deportivo Riestra y Ferrocarril Urquiza, quien ya ofició como analista de video en Sinaloa y en Fujairah FC.

Ahora bien, tanto Gimnasia como quienes manejan la carrera de Maradona entienden que deben rodearlo con "un nombre importante" para apuntalarlo en los momentos en los que no pueda hacerse presente. De sus ex ayudantes, Luis Islas está descartado: está emparentado con Estudiantes, club en el que atajó. A José María Martínez no hay que descartarlo dentro del equipo; Héctor Enrique parece correr de atrás.

La publicación de Maradona que le abrió la puerta a la oferta
La publicación de Maradona que le abrió la puerta a la oferta

En consecuencia, hay tres candidatos que pican en punta. Uno es Carlos Fernando Navarro Montoya. El ex portero atajó en el Tripero en la temporada 2005/2006. Y otra posibilidad es Jorge San Esteban. El Coco es una institución en el Lobo, donde disputó 432 partidos en la defensa. Como entrenador principal dirigió a Villa San Carlos, en el Ascenso. Hoy se desempeña como técnico de la Octava División. Y a lo largo de la jornada se sumó un tercero, con fuerza: se trata de Sebastián Méndez, el ex marcador central de Vélez y San Lorenzo, otra opción acercada por Bragarnik.

En Argentina, Maradona orientó a Deportivo Mandiyú de Corrientes, Racing y a la Selección. Nueve años después, Diego está cada vez más cerca del anhelo de volver a lucir el buzo en el país.

SEGUÍ LEYENDO: