Los Ángeles Galaxy derrotó 2 a 0 a Dallas en el encuentro correspondiente a la Conferencia Oeste, con dos tantos de Zlatan Ibrahimovic. El sueco brilló en la MLS con la ejecución de un penal y la definición suave luego de una asistencia de Cristian Pavón, el ex delantero de Boca que maravilló a la figura internacional.

A pesar de su personalidad y su cartel de estrella principal, el atacante escandinavo se deshizo de elogios para con el argentino, que se adaptó a la perfección en el combinado que lidera Guillermo Barros Schelotto.

"Él es muy bueno para la Major League Soccer. Es un muy buen jugador. Creo que la MLS no lo va a tener por mucho tiempo. Lo tenemos que disfrutar mientras esté acá", sorprendió Zlatan cuando le consultaron por Pavón.

A pesar de la barrera idiomática que existe entre los protagonistas, Ibrahimovic advirtió que no hace falta hablar mucho cuando los dos entienden a la perfección los códigos que se requieren en una cancha. "Cuando tenés un jugador así, no hay que decirle mucho, sólo comunicarse en el juego y tratar de hacer lo mejor. Él sabe lo que tiene que hacer y en el campo marca diferencia", subrayó.

Con la victoria, Los Ángeles Galaxy se mantuvo en la cima de su conferencia al alcanzar los 55 puntos, 14 más que su principal perseguidor Minesota. "Estamos muy agradecidos de que haya venido un jugador así. Somos felices de tenerlo con nosotros", concluyó el sueco después de haber reconocido que Pavón "fue la figura de la noche".

El próximo compromiso del elenco del Mellizo será el sábado a las 23:00 (hora de Argentina), donde la dupla de ataque volverá a encontrarse. Seattle Sounders podría ser su próxima víctima.

Seguí leyendo