Apenas unas horas lo separan de empezar a cumplir aquella fantasía de sentir el resonar de la Bombonera en sus oídos. La presión empieza a dominar el aire y Daniele De Rossi no quiere quedar tapado por las obligaciones que exige una camiseta de la investidura de Boca.

El mediocampista italiano festejará sus 36 años arriba del avión que lo trasladará mañana a la Argentina y a horas de subirse al vuelo decidió intensificar su puesta a punto física pero esta vez con una compañía especial: Francesco Totti.

"Il Capitano" fue el encargado de publicar en su cuenta de Instagram el ejercicio por los bosques de Sabaudia, un sitio ubicado a unos 100 kilómetros del centro de Roma. Junto con ellos estaba Cristian, el mayor de los hijos del emblemático 10 del conjunto italiano.

La amistad entre los históricos líderes de la Roma es tal que han compartido vacaciones entre sus familias en reiteradas ocasiones y Totti le heredó la cinta de capitán a Daniele cuando se retiró a mediados del 2017.

Si bien el viaje a Argentina se viene postergando desde hace varios días, todo hace indicar que esta vez sí De Rossi se subirá al avión que lo hará unir Roma y Buenos Aires para hacer oficial su vinculación al "Xeneize" por, al menos, seis meses.

El futbolista que jugó toda su carrera en la entidad capitalina firmará hasta el 30 de junio del 2020, pero el acuerdo tendrá dos cláusulas de salida en principio: una a fin del 2019 y la siguiente en marzo. Este detalle está atado a que el italiano fue seducido por Roberto Mancini para sumarse al cuerpo técnico de la selección italiana.

Mientras la ansiedad por su dilatado viaje crece, en las últimas horas se filtró un mensaje que Diego Maradona le habría enviado para darle la bienvenida: "No te conozco bien, pero tienes que saber que acá puedes estar muy tranquilo respecto a Boca y a mí. Para nosotros que vos te pongas la camiseta de Boca es como San Gennaro que licua la sangre. Te mando un besito".

Seguí leyendo: