La imagen muestra la Bombonera. Suena un teléfono móvil en una de las plateas. El plano se muda a Lisboa, la capital de Portugal, donde también suena un teléfono. Atiende Eduardo Salvio, carrilero o wing, 29 años. "Hola. Sí, voy para allá", dice. De fondo suena una canción de cancha: "Y dale, dale Boca…", atrona. Y la pantalla pasa a ser dominada por una placa: "Bienvenido Toto Salvio".

Así fue la presentación del flamante refuerzo del "Xeneize", por el que le pagó al Benfica casi 7 millones de dólares. El ex Lanús firmó su contrato por tres años y ya se entrenó en Casa Amarilla. La ingeniosa forma de anunciar en las redes sociales a la nueva estrella del plantel de Gustavo Alfaro también pareció esconder un dardo para aquellos futbolistas que no quisieron sumarse al proyecto o los que priorizaron emigrar, ¿como Darío Benedetto?

De alguna manera, sigue la línea de las palabras del capitán Carlos Tevez de hace unos días. "Hoy ponerse la camiseta de Boca es un fuego. A mí en lo personal, primero como hincha y después como jugador, damela siempre. Hay muchos jugadores que los están llamando y dicen "no, no voy por el país, por esto, por lo otro". En este momento es muy importante no borrarse", subrayó.

Pues bien, Salvio se subió al barco luego de más de un mes de negociaciones. "Poder estar acá y vestirme con la ropa de Boca es una felicidad enorme y un orgullo. Por un lado no me gustaba que mi vieja hablara de mí, con ella íbamos siempre a la cancha cuando éramos chicos", contó en su primer contacto con los medios como futbolista de la ribera.

Salvio y la camiseta, junto al secretario Christian Gribaudo -candidato a presidente por el oficialismo- y Nicolás Burdisso (Foto: @BocaJrsOficial
Salvio y la camiseta, junto al secretario Christian Gribaudo -candidato a presidente por el oficialismo- y Nicolás Burdisso (Foto: @BocaJrsOficial

El "Toto" incluso contó de sus vínculos con el club cuando era un niño: "De chiquito ahorré para comprarme una musculosa oficial de Boca, la usaba hasta en Navidad". Y reveló quién es su ídolo, claro, también relacionado con su nuevo hogar: "Juan Román Riquelme, de toda la vida".

Salvio advirtió que todavía no habló con el entrenador respecto a la posición en la que actuará, aunque remarcó: "Estoy para jugar. Vine a ganar todo lo que podamos. Voy a aportar desde lo mío, desde las condiciones que tengo. Si el DT quiere que haga el ida y vuelta lo voy a hacer". El llamado de la pasión lo tiene movilizado…

OTRAS DECLARACIONES DE SALVIO

"Todavía no tengo definido el número. Y quiero aclarar que no pedí la 7, nunca pediría un número que tiene un compañero porque sería una falta de respeto. La 18 es un número que me gusta, lo usé en el Mundial y en Benfica".

"Se arreglaban cosas, después se cambiaban, declaraciones. En un momento no sabía si iba a continuar en Benfica o si iba a venir. Lo que importa que hoy estoy acá, apto para ayudar al equipo y muy contento".

"Es un privilegio poder compartir vestuario con #Tevez. Es una gran figura. Ayer lo saludé pero no hablamos mucho".

"Venía entrenándome, jugando amistosos en Benfica. Estoy apto. Mañana me integro y estoy a disposición para jugar en Brasil".

@BocaJrsOficial
@BocaJrsOficial

SEGUÍ LEYENDO: