Bilardo se hallaba en una clínica de recuperación cuando fue trasladado al Instituto del Diagnóstico (Foto: Télam)
Bilardo se hallaba en una clínica de recuperación cuando fue trasladado al Instituto del Diagnóstico (Foto: Télam)

Hace más de 15 días que Carlos Salvador Bilardo se encuentra internado en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT) debido a que se agravó su estado de salud.

Fuentes del IADT le informaron a Infobae que el ex director técnico de Estudiantes, San Lorenzo, Boca y la selección argentina fue ingresado el 2 de mayo al recinto con un cuadro delicado. Si bien el ex entrenador, de 81 años, se encuentra en una sala común y despierto, sufrió un deterioro motriz y sensorial.

El Narigón venía arrastrando un cuadro delicado de salud en el último tiempo. Desde junio de 2018, cuando fue operado, se encontraba internado en una clínica de recuperación debido a su lucha contra el síndrome de Hakim-Adams.

El síndrome, también conocido como hidrocefalia de presión normal (HPN) o hidrocefalia normotensiva, es una enfermedad neurológica que se manifiesta habitualmente en adultos desde los 50 años en adelante. Suele ser diagnosticada erróneamente como Alzheimer, Parkinson, arterioesclerosis o síntomas propios de la vejez.

Las principales características de este síndrome son trastornos de la marcha, dificultad para comenzar a caminar, debilidad en las piernas y caídas sin motivo aparente. Algunos síntomas asociados con la progresión de la enfermedad son demencia, cambios constantes de humor, apatía, aislamiento, problemas de atención e incontinencia urinaria.

La última vez que se había visto públicamente al entrenador campeón del mundo con la Selección en 1986 fue a comienzos de abril, cuando compartió un almuerzo con algunos de sus ex dirigidos como Oscar Ruggeri, Oscar Garré, Ricardo Giusti, Héctor Enrique, Nery Pumpido, Julio Olarticoechea y Carlos Tapia.

La foto del almuerzo con siete de sus dirigidos en el Mundial de México 1986. “Qué lindo reencontrarnos todos con Carlos comiendo un asado”, escribió Pumpido en su cuenta de Twitter sobre el momento
La foto del almuerzo con siete de sus dirigidos en el Mundial de México 1986. “Qué lindo reencontrarnos todos con Carlos comiendo un asado”, escribió Pumpido en su cuenta de Twitter sobre el momento

En ese encuentro, sus ex pupilos lo encontraron de buen ánimo y se conmovieron con su presencia y con las anécdotas de lo compartido en México. "Estaba muy emocionado. Y feliz, como todos los que pudimos estar presentes", le contó a Infobae el Negro Enrique. "Disfrutamos un momento muy lindo con un gran entrenador y una excelente persona. Es un padre para nosotros", concluyó entonces el ex mediocampista por derecha.

SEGUÍ LEYENDO: