Estudiantes de Río Cuarto tuvo una oportunidad inigualable para poner el empate transitorio en el duelo por los 32avos. de final de la Copa Argentina frente a Boca. Es que después del gol de Ramón Ábila, a los 19 minutos de la etapa inicial, los dirigidos por Marcelo Vázquez tuvieron cuatro chances en la misma acción.

Después de un tiro de esquina que rechazó Marcos Díaz nuevamente al córner, los riocuartenses tuvieron la jugada del partido para poner el 1-1 parcial.

Mrcos Díaz fue el gran protagonista en la mejor jugada en ataque que tuvo Estudiantes de Río Cuarto
Mrcos Díaz fue el gran protagonista en la mejor jugada en ataque que tuvo Estudiantes de Río Cuarto

Primero fue el arquero titular del Xeneize el que tuvo una atajada prodigiosa frente a un cabezazo rival. Acto seguido, y luego de varios rebotes en el área, entre Marcelo Weigandt y el palo salvaron al conjunto de Gustavo Alfaro, después de un cabezazo del 2 de Estudiantes, Nicolás Foglia.

El palo salvó al arco del Xeneize en el primer tiempo frente a los cordobeses
El palo salvó al arco del Xeneize en el primer tiempo frente a los cordobeses

Pero la jugada siguió y fue nuevamente Díaz el que mantuvo en cero el arco con una gran tapada ante Alan Vesler, el otro marcador central del equipo de Río Cuarto. Por último, el salvador del arco de Boca fue Lisandro López, que con la pelota boyando a centímetros del área chica, se deslizó para bloquear un disparo de Javier Ferreira, el 9 de los cordobeses, que luego se iría expulsado en el comienzo del segundo tiempo.

Más allá de esta jugada, en las que en una misma acción tuvo cuatro chances para convertir en el estadio José Minella, de Mar del Plata, Estudiantes de Río Cuarto inquietó en varias ocasiones a la defensa del equipo de La Boca. Es más, tres minutos, a los 37, Ferreira disparó por encima del travesaño y, a los 41, Bruno Sepúlveda le pifió al remate mano a mano con el 1 Xeneize.

Alan Vesler intentó una tijera, pero no pudo doblegar a Marcos Díaz, que mantuvo en cero el arco de Boca
Alan Vesler intentó una tijera, pero no pudo doblegar a Marcos Díaz, que mantuvo en cero el arco de Boca

SEGUÍ LEYENDO: