Matías Zaracho fue una de las apariciones más resonantes del fútbol argentino en los últimos tiempos. Su producción le permitió ganarse un lugar en el Racing campeón del Chacho Coudet y su futuro parece estar en Europa.

Consolidado en la mitad de la cancha del Cilindro, Lionel Scaloni también posó sus ojos en él para que integre la nómina de la última gira por Europa y África (derrota ante Venezuela y victoria frente a Marruecos).

Más allá de los resultados adversos que se sufrieron en los preparativos para la Copa América, Zaracho vivió una experiencia única junto a su ídolo Lionel Messi. "No me animé a pedirle una foto, apenas lo podía ver", dijo con la humildad que lo caracteriza.

En diálogo con el programa televisivo 90 Minutos, que se emite por Fox Sports, el ídolo de la Academia que es pretendido por el Atlético Madrid brindó detalles de la convivencia con el astro del Barcelona. "Si el es vergonzoso, yo soy peor", reveló con una risa nerviosa y continuó: "Es como el de la Play, no lo podía creer".

"Yo estaba con los chicos que conozco de la Sub 20, como Lisandro Martínez, Foyth o con (Víctor) Blanco, pero cuando vino Lisandro y me mostró la foto que se sacó con Messi me quería matar", reveló.

El reproche hacia su compañero para que le dijera de ir con él a tomarse una selfie con la Pulga fue una oportunidad que no pudo aprovechar Zaracho, aunque en el círculo interno de Racing confían en que el jugador tiene grandes posibilidades de viajar a Brasil para disputar la competición continental.

"Tal vez en un entrenamiento o en un reducido pueda tomar más confianza para después ir a pedirle una foto, pero no me animaba a acercarme. No sé qué me pasaba", confesó el canterano académico y concluyó: "Cada vez que levantaba la cabeza buscaba a Messi para darle la pelota. Tenía la sensación de que era él quien debía empezar la jugada".

Seguí leyendo