Lisandro es el capitán y máximo referente del equipo del Chacho Coudet (Foto Baires)
Lisandro es el capitán y máximo referente del equipo del Chacho Coudet (Foto Baires)

Es la bandera de Racing. El heredero de Diego Milito. El referente que volvió de Europa en busca de un sueño que está cerca de cumplir. Lisandro López es el máximo exponente del equipo que lidera Eduardo Coudet. Incluso puede convertirse en el goleador más longevo del fútbol argentino si finaliza el torneo en la cima de los máximos artilleros de la competición doméstica. Licha, el ídolo que regresó para dar la vuelta.

Surgido del club Newbery de Rojas, su vínculo con la Academia se forjó gracias a la intervención de Miguel Ángel Micó, un entrenador que se dedicaba al trabajo silencioso durante el proceso de formación de los jugadores.

"Su llegada se dio en una situación muy compleja porque en ese momento Racing no era Racing, era Blanquiceleste. La gente no confiaba en lo que hacíamos, pero por suerte pudo cumplir el objetivo que tanto buscó durante todo este tiempo", explicó Micó en diálogo con Infobae desde el otro lado de la línea telefónica.

A pesar de estar alejado de las canchas, el DT sigue ligado a la disciplina que ama. Asesoramientos en la Universidad Austral relacionados a la psicología adaptada al deporte, proyectos en México y sus clases en la escuela de fútbol que Mario Griguol tiene en Ciudadela lo mantienen ocupado, aunque en su cabeza siempre está presente Lisandro López. "Es una satisfacción enorme ver lo que está viviendo. Es un jugador que trascendió y se convirtió en la bandera de Racing", dijo emocionado el mentor del goleador albiceleste.

Miguel Ángel Micó es el principal responsable del vínculo amoroso que se formó entre Licha y la Academia. "Si no hubiera sido futbolista, probablemente hubiese sido contador o abogado. Yo creo que estaría administrando un campo", confesó entre risas.

Miguel Ángel Micó junto a Lisandro López en las inferiores de Racing
Miguel Ángel Micó junto a Lisandro López en las inferiores de Racing

La historia se remonta a un torneo juvenil que se disputó en la cancha de Español. "En ese momento trabajaba en Lanús y cuando lo vi, lo quise en mi equipo inmediatamente. Me imaginé que podía formar la delantera con el Ogro Fabbiani, porque los dos son categoría 83″, deslizó Micó.

Sin embargo, el destino intercedió para que el entrenador modifique sus proyectos y emigre del Granate a la Academia. "Cuando cambié los 5 años de trabajo de Lanús por Racing mis amigos me dijeron que estaba loco. Racing no estaba como está hoy. Había mucha incertidumbre y cuando tenía que sumar a un jugador, los familiares se preocupaban porque el club estaba gerenciado. Muchos me consultaban qué pasaría con los convenios si se terminaba la sociedad. La verdad es que no fue fácil, pero Lisandro nunca dudó de sumarse. Vino enseguida para jugar en la quinta y no hizo falta hacerle una prueba porque ya lo conocía", explicó.

"A mí me contrató Racing un 15 de enero y el 16 sumé a Lisandro. Fue gracias al viaje de egresados que pudo venir, porque si no se iba a ese viaje, probablemente hubiera firmado en Lanús", agregó Micó en el diálogo que mantuvo con Infobae.

Licha López en las inferiores de la Academia (Foto Baires)
Licha López en las inferiores de la Academia (Foto Baires)

Escúcheme, firmé en Racing ¿Cuándo podrá sumarse a la institución?— fueron las palabras de Micó hacia Lisandro López en una conversación telefónica que duró escasos minutos.

—Cuando usted me diga voy— respondió el adolescente ilusionado del otro lado de la línea.

Con el botinero debajo de sus brazos, Licha se incorporó al otro día.

"Él se distinguía. Veía a 300 chicos por semana, pero él era distinto. Con nosotros debutó recién en la cuarta fecha contra Argentinos en un partido que terminó 3 a 3 y él hizo todos los goles", recordó el DT.

Para llegar a la gloria, Licha tuvo que superar muchas adversidades. "En ese tiempo Racing tenía las pensiones en mal estado. Los chicos pasaron de vivir en una casa a un hotel precario… eran situaciones que no ayudaban, porque le podría haber llegado el deseo de abandonar, pero Lisandro nunca pensó en irse. Lo ayudó mucho el grupo, porque era un plantel muy unido. Se llevaba muy bien con Mariano González y Pucho Barsottini, que eran un año más grande", detalló el ex coordinador de las inferiores académicas.

Lisandro brilló en Racing, continuó su carrera en Europa y volvió con el deseo de ser campeón (Foto Baires)
Lisandro brilló en Racing, continuó su carrera en Europa y volvió con el deseo de ser campeón (Foto Baires)

Su ciclo comenzó en 2001 y concluyó en 2004. "El contexto de la primera ayudó, porque se salvó del descenso y después fue campeón. Eso dio mucha tranquilidad, porque la gente desconfiaba del gerenciamiento. Todo estaba más ordenado y muchos se quisieron sumar, como Sergio Romero, Claudio Yacob, Gabriel Mercadojugadores que al tiempo fueron campeones Sub 20″, continuó Micó.

En ese contexto, Licha tuvo la oportunidad de debutar antes del 14 de junio del 2003, pero una lesión en el quinto metatarsiano lo privó de una pretemporada en Estados Unidos. "Fue una muestra de su fortaleza, porque lo tuvieron que operar y debió recuperarse físicamente. Al año siguiente fue goleador del Apertura y partió para Portugal", deslizó su descubridor.

Lisandro López es una de sus principales obras en su faceta de formador. "Está en el podio, junto a Chiquito Romero, aunque hubo otros jugadores que no llegaron a instalarse en la Selección como Hernán Barcos, los Zuculini, el Chaco Torres, Rodrigo De Paul o Musso que fueron muy importantes en sus equipos", continuó Micó en la nostalgia que le produce recordar la etapa más próspera de en la entidad de Avellaneda.

El delantero fue goleador en el Apertura 2004 y en la presente Superliga podrá convertirse en el artillero más longevo de la historia del fútbol argentino (Foto Baires)
El delantero fue goleador en el Apertura 2004 y en la presente Superliga podrá convertirse en el artillero más longevo de la historia del fútbol argentino (Foto Baires)

"Fue muy difícil su fichaje, porque tuvimos que viajar a Rojas para que firme. Si no hubiéramos ido hasta allá para pedir el permiso de sus padres, no hubiese jugado nunca. Por eso debutó en la cuarta fecha", aclaró el entrenador y agregó: "Siempre fue muy ordenado y disciplinario. Tuvo un par de pruebas en otros clubes y no quedó. Por suerte lo pude ver en su propio hábitat, con sus amigos y gente cercana. Lo seguí varios partidos y comprobé que no podía fallar".

A horas del partido frente a Tigre, el capitán, referente e ídolo de Racing intentará concretar el sueño de sellar su regreso con la vuelta olímpica. Una promesa personal que se había hecho antes de partir de Porto Alegre, donde defendía la camiseta del Inter de Brasil. "Gracias a Dios pudo formar una carrera ejemplar. Me acuerdo que cuando se fue a Portugal, me llamaban por teléfono un montón de periodistas para preguntarme cómo era Licha. Después se fue a Francia y lo reemplazó Falcao que es un jugador distinto, por eso yo me quedo con Lisandro", concluyó Miguel Ángel Micó, el mentor de la bandera académica que buscará la trigesimosexta estrella en la entidad de Avellaneda.

Lisandro 2020: el delantero tiene contrato hasta el próximo año para extender sus proyectos hacia la Copa Libertadores. El legado continúa (Foto Baires)
Lisandro 2020: el delantero tiene contrato hasta el próximo año para extender sus proyectos hacia la Copa Libertadores. El legado continúa (Foto Baires)

Seguí leyendo