La imagen posterior a la firma de su contrato, junto al presidente Juan Carlos Peres (Foto: @SantosFC)
La imagen posterior a la firma de su contrato, junto al presidente Juan Carlos Peres (Foto: @SantosFC)

Jorge Sampaoli busca darle su impronta al Santos de Brasil. El Zurdo de Casilda se propone revitalizar su imagen luego de la decepción que resultó el fracaso en el Mundial de Rusia 2018 con la Selección. En consecuencia, firmó por dos temporadas con el conjunto que supo promover a Pelé y a Neymar, donde percibirá 260.000 dólares mensuales.

En pos de lograr su objetivo, el DT, de 58 años, desarrolló su diagnóstico sobre las necesidades del Peixe. Y les extendió sus exigencias a los directivos. Hay requisitos que son administrativos, otros económicos y también los hay futbolísticos. E incluyen a futbolistas y empleados.

Según informó Folhapress, una de las pautas que bajó el ex orientador del Sevilla tiene relación con los horarios: todos los empleados relacionados con el Departamento de Fútbol deben presentarse en el predio a las 7 AM, cuando antes lo hacían entre las 10 y las 11. Y su horario de retirada es a las 18, para que también puedan "dedicarles tiempo a sus familiares".

Más de los "mandamientos" de Sampa: el técnico solicitó trabajar con solo 24 futbolistas. El plantel, entre los futbolistas que ya se encontraban en el club y los que regresaron de los préstamos, hoy ronda los 40. Y el entrenador desea seis refuerzos de jerarquía de cara al Campeonato Paulista, su primer desafío. En conclusión, deberá definir la salida de más de 20 integrantes del grupo. Para tan compleja tarea, pidió un resumen de juegos, estadísticas de los atletas y proyección.

¿Quiénes son los nombres que pidió? Paulo Henrique Ganso, mediocampista ofensivo al que dirigió en Sevilla, con pasado en el Santos; el delantero chileno Eduardo Vargas, al que condujo en la selección y en la U de Chile; al enlace Jorge Valdivia, otro trasandino; y Emmanuel Gigliotti, atacante de Independiente.

Otra de las misiones que se propuso fue la de trabajar con los juveniles para potenciarlos y promoverlos. La prioridad: los jóvenes nacidos en 1999, 2000, 2001 y 2002.

SEGUÍ LEYENDO: