Lionel Messi fue una de las estrellas que estuvo presente en el Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid, para ver la Superfinal de la Copa Libertadores entre River-Boca que consagró al equipo dirigido por Marcelo Gallardo como el mejor de América.

El delantero vio el duelo desde uno de los palcos junto a su hijo Thiago y todos estuvieron atentos a sus reacciones, ya que si bien es sabido que el delantero es hincha de Newell's, hay quienes sostienen que una parte de su corazón es del "Millonario".

Si bien las cámaras no pudieron captar cómo vivió los tres goles de River, el programa El Día Después de Movistar+ sí pudo grabar cómo reaccionó ante el gol de Boca, que puso en ventaja al conjunto de Guillermo Barros Schelotto.

El gol de Darío Benedetto

Cuando el delantero de Boca escapó de sus marcas tras el pase en profundidad del uruguayo Nahitán Nández, Messi se puso de pie, como el resto de la platea, y tras el gol se quedó helado, con la boca abierta.

"Aprovechamos para intuir que Messi muy de Boca no parece", relató el locutor que le puso voz al sensacional video que da vuelta al mundo ya que quedó claro que la estrella del Barcelona no gritó el tanto.

Esto, sin embargo, no prueba su supuesto fanatismo por River a quien le marcó un gol en el Mundial de Clubes de 2015, no lo festejó e incluso le pidió perdón a la hinchada. Aquella decisión de disculparse contrasta con la que tomó cuando le marcó a Estudiantes de la Plata en el mismo torneo que significó el empate 1 a 1 que derivó en el alargue y el triunfo de Barcelona.

En el campo de juego hubo varios ex compañeros suyos de la Selección, como Carlos Tévez, Franco Armani, Enzo Pérez, Javier Pinola, Fernando Gago e incluso Darío Benedetto, autor del tanto.

Seguí leyendo: