La vuelta de la Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca tiene un atípico escenario: la Conmebol, tras los incidentes que se produjeron en las inmediaciones del Monumental, dispuso que el Santiago Bernabéu sea el campo de juego para albergar la definición del máximo certamen de Sudamérica.

Esta inusual locación hizo que varias estrellas del mundo del fútbol acudan al estadio para decir presente y observar, in situ, la definición.

La más rutilante es la de Lionel Messi, quien ayer tuvo una actuación descollante en el clásico catalán ante Espanyol. El futbolista viajó desde Barcelona y observa el juego desde un palco privado para 12 personas junto a sus familiares y amigos.

Varios pilares dentro del organigrama del Atlético Madrid están en la casa de su más acérrimo adversario para ver el Superclásico argentino. Según Marca, del Colchonero se encuentran presentes el director técnico Diego Simeone, el presidente Miguel Ángel Gil Marín, el Mono Burgos, Ángel Correa, el francés Antoine Griezmann y Diego Godín.

Un caso llamativo es el del uruguayo Lucas Torreira. El hombre del Arsenal expresó públicamente su simpatía por Boca y tras el golazo que le marcó ayer al Huddersfield emprendió viaje rumbo a la capital española.

Varios argentinos que militan actualmente en La Liga aprovecharon la cercanía del compromiso para acudir. Los casos más resonantes son los de Ramiro Funes Mori, Gabriel Mercado, Leandro Chichizola, Mauricio Pellegrino, Ezequiel Muñoz, Jonathan Silva y Guido Carrillo.

Marcos Rojo y Manuel Lanzini, a través de sus redes sociales, también confirmaron su presencia en el duelo que protagonizan esta tarde River y Boca. Otro hombre de peso de la Selección que disfruta desde las tribunas es Mauro Icardi, capitán del Inter de Italia.

Dentro de los ex futbolistas se destacan Javier Saviola, Esteban Cambiasso (ambos con pasado en el club Merengue), Javier Zanetti, Ramón Díaz, el Loco Gatti, Gustavo López, Fernando Cavenaghi y Claudio Caniggia.

El principal ausente es Cristiano Ronaldo. El delantero de Juventus fue invitado, pero prefirió quedarse en Turín ya que considera que aún es prematuro regresar al Santiago Bernabéu, un escenario que fue su casa hasta hace solo un par de meses. Tampoco irán Juan Román Riquelme o Diego Armando Maradona, que se mostraron en contra de disputar el partido fuera del territorio argentino.

Seguí leyendo: