(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

La Copa Libertadores se gana en los detalles. Es una frase recurrente que emiten jugadores, entrenadores y dirigentes. Todos coinciden que para ser campeón de América no hay que dejar nada librado al azar.

Así lo entendió Carlos Tevez, quien tuvo un gesto con sus compañeros para que Boca llegue afilado al segundo encuentro por la Superfinal de la Copa Libertadores ante River.

"Carlitos" invitó a cenar a todo el plantel a su casa en la zona Norte del Gran Buenos Aires. La estrategia es unir al grupo y mentalizarse aún más en lo que están a punto de afrontar.

Carlos Tevez pelea por un lugar entre los titulares. Ante la lesión de Cristian Pavón, quien igualmente no está descartado pese a su desgarro, el nacido en Fuerte Apache cuenta con grandes posibilidades de ir desde el arranque en la revancha.

Este sábado, a partir de las 16 en el estadio Monumental, Boca intentará quedar en la historia y ganar la Copa Libertadores frente a River. En la ida disputada en la Bombonera empataron 2-2.

SEGUÍ LEYENDO: