Diego, de 57 años, se ríe con su presente deportivo (Foto: Héctor Parra)
Diego, de 57 años, se ríe con su presente deportivo (Foto: Héctor Parra)

Cuando se sentó por primera vez en el banco de suplentes de Dorados, el conjunto de Sinaloa acumulaba tres empates y tres derrotas en el certamen de segunda división de México. Con la victoria ante Mineros de Zacatecas, Diego Maradona se apuntó su cuarto triunfo en cinco partidos en el ascenso azteca como conductor de Gran Pez. Sus dirigidos se acomodaron en el séptimo puesto, en zona de reducido por el brinco a la Liga MX. Y ni los problemas de movilidad del Diez por la artrosis que sufre en las dos rodillas (condujo el último partido asistido por muletas) parecen frenarlo.

En consecuencia, las dudas que persiguieron a Maradona cuando desembarcó en Culiacán por su currículum como DT se disiparon con la fuerza de las victorias. Y comenzaron a brotar intereses concretos de la Primera División de México para contar con el influjo marketinero de Maradona, pero acompañado por la muñeca que reorientó el camino de Dorados.

"Ya estoy teniendo ofertas de Primera División y de Selecciones", le reveló a Infobae Matías Morla, apoderado del ex capitán de Argentina. Y en la elite del fútbol mexicano aparece la chance más firme… Porque en el Grupo Caliente, que maneja los destinos de Dorados, están muy conformes con el trabajo de la dupla que conforman Maradona y Luis Islas. Y hasta se encuentran sorprendidos por la altísima repercusión que tuvo la llegada de Diego, los niveles de rating, el interés que generan los partidos y el rebote en ingresos y merchandising. Los empresarios también manejan Xolos de Tijuana, de la Liga MX. Y es allí donde se abre la puerta a fin de año…

A Xolos lo dirige Diego Cocca, hombre de la escudería de Christian Bragarnik, el mismo representante que colaboró para la llegada de Maradona a Dorados. La campaña es irregular: acumula cuatro triunfos, cuatro empates y cinco derrotas. Ayer, cayó 3-0 ante América en el estadio Azteca. "Nos ha faltado puntería", argumentó. Salvo una catástrofe, el ex DT de Racing finalizará el 2018 al frente del elenco de Tijuana. Y después… Puede ser el tiempo de Diego.

Claro que puede haber un impedimento, planteado desde la propia filosofía de Maradona. "Es una persona que si está cómodo no lo movés con plata y con nada. Si establece un compromiso con los jugadores, como lo tiene hoy, es muy difícil que se vaya", subrayan desde su intimidad. En Tijuana es ídolo uno de sus impulsores: el Turco Mohamed, quien fue campeón con el equipo en 2012 y lo llevó a cuartos de final de la Copa Libertadores en 2013, cayendo frente a Atlético Mineiro, a la postre el ganador.

Habrá que esperar hasta que finalice el torneo y ver si el paso de Dorados continúa con la pujanza actual. Si es así, el nombre del Diez aparecerá cada vez más resaltado en el menú de entrenadores. Y para el Grupo Caliente resultará cada vez más tentador subirlo a su franquicia más potente.

SEGUÍ LEYENDO: