(NA)
(NA)

A pesar de los antecedentes que se dieron con Independiente y San Lorenzo, la Conmebol resolvió no hacer lugar a la presentación de Racing por la presunta mala inclusión de Bruno Zuculini y la suerte ante River se definirá en la cancha.

Mediante una resolución del Tribunal de Disciplina de la entidad sudamericana, el organismo decidió no darle curso a la solicitud de la "Academia". Basándose en que el volante había jugado sin estar habilitado en la Copa Libertadores, los dirigentes de Avellaneda habían solicitado descalificar al Millonario del certamen, pero la medida no prosperó.

Según la resolución firmada por Eduardo Gross Brown, Cristóbal Valdés y Amarilis Belisario, el rechazo se ampara en que la solicitud de "La Academia" fue de manera extemporánea, ya que los partidos se pueden protestar hasta 24 horas después de finalizados.

Una vez que finalice el encuentro que disputarán River y Racing en el Monumental, la institución de Avellaneda decidirá si presenta un recurso ante la Cámara de Apelaciones de Conmebol o va directamente al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), que sería saltear una instancia.

Esta agencia había adelantado que el recurso de Racing no iba a prosperar y que, a lo sumo, Conmebol iba a multar a River, algo que no terminó ocurriendo hasta el momento. Zuculini debía dos fechas de suspensión de su paso por Avellaneda, en 2013, y disputó los siete encuentros de la competición sin que sus rivales lo supieran y pidieran los puntos ni que la Conmebol actuara de oficio.

Una vez que esta irregularidad saltó la semana pasada a través de la prensa, River dio a conocer que el 6 de febrero envió una nota al organismo solicitando que le informen si cinco futbolistas, entre ellos el propio Zuculini, purgaba alguna sanción.

A través de una nota de la Unidad Disciplinaria, Conmebol respondió que el único jugador suspendido era Ignacio Fernández, aunque aclaró que los clubes son los encargados de verificar que los futbolistas en cuestión cumplan sus castigos.

Seguí leyendo