18 títulos internacionales para Independiente (AFP)
18 títulos internacionales para Independiente (AFP)

La Suruga Bank es un invento meramente del marketing. La Copa Máster de Supercopa y la Copa de Oro Nicolás Leoz, también. Ya lo dijo el "Profesor" Ariel: "Si los demás cuentan las copas que son discutibles, ¿cómo nosotros no vamos a contar esta?".

Estadísticas y debates sobre calidad de los títulos aparte, Independiente es el Rey de Copas por toda la eternidad a partir de un dato inexpugnable: el 29 de agosto de 1976 conquistó su título 12 a nivel internacional y se apropió del mote, relacionado a las imágenes que llevan las barajas españolas.

En el intangible, el apodo se lo llevó por la mística, por la estirpe, por el dominio, por haber sido el único equipo que representó al país durante una extensa época por encima de la selección argentina. Por todo eso es el Rey de Copas, título nobiliario que algunos intentan apropiarse para tener la identidad que no lograron.

Una institución con una historia que atraviesa al fútbol argentino de punta a punta
Una institución con una historia que atraviesa al fútbol argentino de punta a punta

Lo dice la historia. Lo dice Independiente. Lo dice Conmebol. Pero también el máximo ídolo de Boca y uno de los futbolistas más elegantes que dio la era moderna, con una capacidad intelectual elevada sobre la media: Juan Román Riquelme. "Independiente ha hecho las cosas muy bien, tiene más copas que todos y hay que felicitarlo", reflexionó, conciso.

Las estadísticas que históricamente se utilizaron para contabilizar indican que hoy en día Independiente y Boca tienen 18 títulos. Mirar en detalle las chapitas para ver cuál es más importante que la otra genera un debate que no conduce a ningún lado, ya que quedarían invalidados la gran mayoría de los títulos y sólo escaparían de la subjetividad las Libertadores (7-6) y las Intercontinentales (2-3).

Entonces, acá debe hablar la historia. Cómo es visto cada equipo alrededor del mundo. La grandeza. Nuevamente remito a las palabras del "Profesor" Ariel, alguien más capacitado para tocar el tema: "Dimos 30 años de ventaja y estamos 18 a 18".

“Dimos 30 años de ventaja y estamos 18 a 18”, las palabras claras de Holan (AFP)
“Dimos 30 años de ventaja y estamos 18 a 18”, las palabras claras de Holan (AFP)

Independiente regaló tres décadas –o más–. Las tiró a la basura. Aún así el peso específico de su historia sigue causando temores. Desde los inalcanzables goles de Arsenio Erico, a la delantera completa en la Selección. Desde la epopeya del "Bocha" ante Juventus, hasta los dos títulos en el Estadio Maracaná.

Este debate que intentan imponer lo único que expone es el temor que genera el renacer de Independiente en un sistema forzado a ser binario –Boca y River– por la conveniencia de estos clubes. El reparto es más sencillo en un blanco contra negro que en una discusión de tres. Al "Rojo" lo separan del lote de los teóricos dos más importantes del país, pero lo tienen que ubicar solo en un tercer escalón porque tiene demasiada historia como para nivelarlo para abajo. No hay marketing en contra con el que darle. Ni siquiera pudieron debilitarlo en sus peores 30 años de historia.

Hay que intentar minimizar a Independiente como sea porque si el resurgir de las cenizas se afianza, tendrán que que reformular un impresionante negocio que, casualmente, se afirmó durante las últimas tres décadas en las que el deporte tuvo que sentarse en la mesa de otros menesteres para confluir en un espectáculo.

A grandes rasgos, intentar desmerecer lo hecho por Independiente no es más que un sinónimo del miedo que genera este viento de renovación que corre por Avellaneda.

¿Qué argumento van a usar para desprestigiar a una de las tres instituciones más grandes del país si gana la octava Libertadores? ¿Cómo van a hacer para seguir mirando para un costado?

Seguí leyendo: