Luego de protagonizar un malentendido, Óscar "Cacho" Laudonio, mejor conocido como El "loco banderita", confirmó que continuará en Boca Juniors acompañando al equipo.

"La semana pasada se me acercó un dirigente y me acusó de haber robado un celular, me dijo que tenía que renunciar. Me hicieron pasar un momento horrible", explicó Laudonio en diálogo con Infobae sobre el supuesto hurto de un teléfono móvil a un juvenil del cuadro azul y oro.

Tras 35 años ininterrumpidos junto a los jugadores del club de la Ribera en cada salida en la Bombonera, Cacho había sido despedido por la institución. Esta noticia llamó la atención de los hinchas del Xeneize que rápidamente explotaron en las redes sociales y le demostraron su apoyo al "hincha más famoso del fútbol argentino", como él mismo se definió.

"Hoy lo único que me dijeron fue que había sido un malentendido. Así que voy a continuar, voy a seguir siendo el "loco banderita". Se equivocaron, esto no me lo merecía. Me pidieron disculpas por lo que pasó, ya está", comentó.

Laudonio sacó chapa de todos sus años dentro del mundo Boca y defendió su integridad: "Soy muy querido acá, jamás en la vida toqué un par de medias o una camiseta, nada de nada. Todos son honestos pero nadie más que yo".

Además comentó cómo recibió el cariño tanto de la gente como de los propios futbolistas del primer equipo. "Me llamó hasta Tevez de Estados Undios. Soy muy feliz por todas las llamadas que recibí, como la de los jugadores, de Guillermo, de todo el mundo. Esto me hizo dar cuenta de lo importante que soy. Me van a hacer un monumento en Boca, me van a poner a poner al lado de Palermo por el día del hincha del hincha", concluyó.

Seguí leyendo: