La jornada en Puerto Madero se cargó de expectativa. A pesar del color gris de las nubes similares a las de Londres, en el pintoresco barrio porteño se observó el brillo de la esperanza que arrojó trofeo de la Superliga. Por fin el fútbol argentino tendrá una copa que reciba el campeón. Del mismo modo que ocurre en la Champions League, la Copa Libertadores o el propio Mundial, el campeonato de Primera División tendrá su propio símbolo que pasará de campeón a campeón.

En diálogo con Infobae, Mariano Elizondo reconoció que el cetro "es uno de los hijos de la Superliga, fruto de los 9 meses de trabajo". La sonrisa de satisfacción representa el sentimiento que tiene el directivo con la obra de Adrián Pallarols. "Nuestro primer hijo fue el nombre de la Superliga, otro fue el logo  y ahora tenemos el trofeo con las medallas", agrega emocionado.

El presidente y Ceo de la Superliga, Mariano Elizondo, junto con el orfebre Adrián Pallarols en la presentación del trofeo
El presidente y Ceo de la Superliga, Mariano Elizondo, junto con el orfebre Adrián Pallarols en la presentación del trofeo

Siempre cerca del proyecto que derivó en la corona del campeón, Elizondo reconoció que el autor "se inspiró en otros trofeos de competiciones internacionales, aunque le impuso el sello de nuestro país y nuestro torneo".

Del mismo modo que ocurre con la Copa del Mundo, la obra llegó para quedarse. "El campeón se la va a quedar por un tiempo y luego se la tendrá que trasladar al campeón venidero", explicó el dirigente y agregó: "En la base se dejó el lugar para grabar el nombre de todos los campeones".

Más allá de la premiación que podría darse el domingo en La Bombonera, el directivo confesó que le quedó la espina de la suspensión del encuentro que debía jugar Boca con Gimnasia en La Plata. "Son imprevistos que nosotros no podemos manejar. Fue el tiempo, la lluvia y que el partido estaba programado para el domingo a la mañana, porque si hubiese sido el sábado a la noche se jugaba. Me hubiera gustado llegar a esta fecha con todos los equipos con la misma cantidad de partidos disputados. Lo mismo nos pasó con Estudiantes, que llega con un postergado por las competencias internacionales", deslizó.

"La resolución fue del árbitro. Yo no estaba en la cancha, pero vi que intentó hacer picar la pelota en varios sectores de la cancha y no rodaba. No estaba en condiciones y la definición fue de él  amparada en lo que dice el reglamento", argumentó.

En este contexto, Elizondo también aclaró la suspensión que se dio en el Cilindro de Avellaneda, donde Racing y Arsenal debían jugar por la noche: "Estaba previsto para las 20 y se suspendió cerca del mediodía. En ese caso el problema no fue por el estado del campo de juego, sino porque varias zonas aledañas al estadio estaban anegadas, el pronóstico anunciaba más lluvias y el agua no bajaba. La realidad es que en las inmediaciones estaba inundado de vereda a vereda y pensamos en la gente; porque hubiese sido un conflicto muy grande ingresar a la cancha".

Finalmente, de cara a la próxima temporada que tendrá a 26 equipos en Primera División, Elizondo aseguró que se está pensando en la creación de otro certamen, aunque no brindó ningún indicio sobre el formato: "Seguramente tengamos un campeonato similar a éste y otra copa que nos de mayor cantidad de fechas para el fútbol argentino. Para ello estamos trabajando junto con la gente de la TV, porque tenemos varias alternativas como playoffs o por zonas. En los próximos 45 días lo resolveremos".

Seguí leyendo