(Télam)
(Télam)

"No quiero cruzarme más con Franco Armani", dijo Eduardo Coudet tras haber sufrido una derrota frente a River. Es que el desempeño del arquero millonario fue clave en la victoria de su equipo por 2 a 0, dado que tuvo al menos cuatro atajadas que evitaron un gol de la Academia.

En mayo de 2016, cuando Armani atajaba en Atlético Nacional de Medellín, el conjunto colombiano eliminó al Rosario Central que por entonces dirigía el "Chacho" en cuartos de final de Copa Libertadores.

Con un tono entre risueño y resignado, Coudet recordó aquella serie en la que Armani confesó que realizó la mejor atajada de su carrera: una triple tapada en la misma acción.

El entrenador, que fue expulsado sobre el final del encuentro por protestar contra el árbitro Patricio Loustau, sostuvo: "Nosotros fuimos a buscar el partido y generamos muchas situaciones de gol ante un gran rival que tuvo en Armani a la figura de la cancha".

Luego el "Chacho" reconoció que en el "segundo tiempo River empezó a manejar los tiempos". "El primer gol vino por un error nuestro, pero tampoco es para echarle la culpa al arquero Juan Musso por una mala salida desde el arco, ya que acá siempre se convive con el error", dijo.

"Pero igual sé que este es el camino. Generamos mucho ante un rival importante. Todos estamos identificados con esta forma de jugar. No me voy contento porque perdimos después de ocho fechas, pero sí conforme con el partido que hicimos", concluyó Coudet, que ahora mantiene a Racing fuera de la zona de clasificación a la Copa Libertadores 2019.

Seguí Leyendo: