Un susto enorme fue el que se llevó Gustavo Bou este sábado en el partido entre Xolos de Tijuana y Pumas de la UNAM, por la Liga de México. Al delantero se le trabó la rodilla izquierda con el césped sintético.

A los 25 minutos del primer tiempo, la Pantera se arrojó al piso para recuperar una pelota, pero al caer sufrió un movimiento antinatural de su cuerpo, que le provocó una fuerte raspón en la rodilla y le afectó la espalda y el muslo. El ex Racing debió ser sustituido y abandonó el campo de juego entre lágrimas.

Los estudios realizados posteriormente arrojaron como resultado apenas una fuerte distensión en el cuadriceps. "Teníamos miedo de que fuera algo grave, pero al parecer no lo es", aseguró Diego Cocca, entrenador del equipo.

Sin embargo, Bou debió pasar la noche en el hospital por precaución y amaneció acostado en una camilla el día de su aniversario número 28. "¡Felíz cumpleaños! Amigo, dale que ya estas bien", redactó Juan Martín Lucero, en una foto en la que se lo ve posando con el entrerriano.

LEA MÁS