El caño de Lionel Messi, una verdadera delicia, fue rápidamente catalogado como uno de los mejores en su carrera. Ocurrió ayer, durante el primer tiempo de la segunda semifinal entre Valencia y Barcelona, en el estadio Mestalla: el conjunto blaugrana ganó 2-1 y se clasificó a la definición de la Copa del Rey.

El español José Luis Gayá fue la víctima: el rosarino paró el balón con el botín derecho, junto a uno de los laterales. Y, apenas percibió que el lateral izquierdo se le acercó para intentar bloquear su paso, deslizó la pelota de zurda, en un movimiento veloz, para dejarlo en ridículo para la posteridad.

AFP PHOTO / JOSE JORDAN
AFP PHOTO / JOSE JORDAN

Junto a la atajada de Jasper Cillessen (también a Gayá), el caño fue la perla del encuentro. Pues bien, la brillante acción tiene otra versión. Un aficionado tuvo la intuición y la suerte suficientes para captar el túnel desde la tribuna. Como Messi estaba cerca de su lateral, en pose pasiva, comenzó a grabarlo. Instantes después dibujaba la jugada sensacional.

Lo más curioso fue la reacción del público en el estadio, en su gran mayoría fanáticos del Valencia. El sonido ambiente tomado por el teléfono móvil no deja mentir: cuando el rosarino, de 30 años, hizo pasar de largo a Gayá, buena parte de los presentes ensayó un "¡Ole!". El talento de Messi no conoce de colores.

LEA MÁS: