El escándalo judicial que puso en el centro de la escena a Wilmar Barrios y Edwin Cardona tuvo un nuevo capítulo en las últimas horas con la aparición de un supuesto audio de una de las protagonistas de las dos noches en el hotel de Puerto Madero que terminaron decantando en una denuncia.

El mensaje fue publicado en el programa Involucrados, aquí y ahora que se emite por el canal América. En el mismo relatan parte de lo que habría sucedido en una de las habitaciones con Cardona y Barrios, entre otros protagonistas de aquella noche.

"Primero a mí me llevó mi amiga por medio de un conocido de ella. Yo no sabía quiénes eran. Fuimos en el auto de ella. Mi amiga terminó discutiendo. Yo no sabía por qué, porque estaba en una de las habitaciones. Cuando salí, la vi que estaba histérica. Me dice: 'Vamosnos, vamosnos'. Bueno, nos fuimos", comienza el relato.

"Al siguiente día me contactan a mí y me dicen: 'Mirá, sin tu amiga de ayer porque era re creída. Muy mala onda'. Yo a todo esto dije: 'Bueno, capaz que ella les pidió más plata'. Qué se yo. Problemas del rubro. Le digo: 'Sí, tengo otra amiga. Es stripper, es profesional'. Bueno, pero buena onda", señala sobre el proceso que se llevó a cabo para contactar a las mujeres sin especificar con quién habló.

"Cuando llegamos, primero que se pusieron medios brutos con el tema de que: 'No, pará, con quién querés hablar, ya te querés ir'. 'Mirá, yo no tengo problema en quedarme y después arreglamos el número. Pero quiero saber con quién voy a tener que arreglar'", indica.

Según el mensaje, el clima de tensión lentamente fue creciendo. "Conmigo, me dice ese Cardona", fue la respuesta que asegura haber recibido al consultar por el tema del dinero. "Bueno listo, pero si te querés ir, andate. Ya mala onda. 'No mi amor, tranquilo. Yo te estoy hablando bien. ¿Por qué me maltratás así?'", dio detalles del diálogo.

"A medida que fue transcurriendo la noche pedían cosas. Hasta que en un tiro, me dieron un cachetazo. Ya empezaron los maltratos, ya físicos. Yo le decía calmate un toque porque te rompo la cabeza. Te cago a palos, le dije al Wilmar ese", aseguró.

En el audio asegura que Barrios se puso a bailar con una cuchilla y las mujeres optaron por bajar el perfil para evitar cualquier problema o acusación.

"Así discusión, discusión, discusión hasta que le digo: 'Yo me quiero ir, eran como las 5 de la mañana. Arreglemos ya porque esto ya se está yendo de las manos'. Ahí se pusieron peor", advirtió. Y agregó: "Ahí empezaron los forcejeos con ese Wilmar. Mi amiga se puso nerviosa y se puso a llorar".

La mujer que relata el hecho cuenta detalles de lo ocurrido en el ascensor, algo que en las denuncias que se filtraron ante la Justicia no aparecía pero sí existía en los rumores mediáticos: "No me dejaban ir del ascensor y me empezó a tirar como palmaditas en la panza. Y le digo: 'Pará, rescatate un toque. Sabes que, estoy embarazada, ¿sabés el problema que podés tener?'".

"Así, discusión, hasta que nos pudimos ir con el más chiquitito, que se llama Daniel. Bajó con nosotros: 'En nombre de los chicos, les pido disculpas. Ellos no se supieron manejar'. Lo de la cuchilla y todo no le pareció gracioso", afirma. "Nadie estaba bailando con cuchillas como para decir estamos todos en ese mambo. No sé que le pasaba. Tomaba de unas calaveras que eran Vodka o Absenta", subraya en el audio que dura más de 4 minutos y se suma a los otros que habían irrumpido en la escena en medio del escándalo.

Los futbolistas se reincorporaron a los entrenamientos de Boca el pasado martes luego de recibir el visto bueno de la dirigencia. El presidente Daniel Angelici ayer explicó que habló con el cuerpo técnico y les dijo: "Les adelanté que el día martes iban a estar entrenando porque por lo que nosotros tenemos, por ahora no hay nada de qué preocuparse".

LEA MÁS: