Newell's le dio otro golpe a River en el estadio Monumental. Aunque perdía por el tanto de Pity Martínez, en doce minutos marcó tres goles y se llevó un triunfo clave cuando restan dos fechas para el clásico de Rosario.

Brian Sarmiento convirtió de penal el segundo tanto de la Lepra y lo celebró de una manera muy polémica. Frente a los suplentes, entre los que se encontraba Javier Pinola, ex defensor de Rosario Central, el mediocampiasta ofensivo de Newell's provocó con su clásico baile. Pinola respondió tocándose la parte íntima.

Al término del partido, Sarmiento minimizó el incidente: "Siempre lo festejó así bailando y pasé justo por ese lado. Desde que llegué a Newell's, lo único que quiero es ganar el clásico y es lo que se viene".