En el Cilindro de Avellaneda, Racing e Independiente disputaron una nueva edición de uno de los clásicos más importantes del país por la 10ª fecha de la Superliga.

La primera etapa tuvo más actividad de los árbitros que situaciones de riesgo en las áreas. El juez anuló un gol del Pulpo González apenas se iniciaba el cotejo por un dudoso fuera de juego y a la media hora de partido expulsó por doble amarilla al defensor de Independiente Rodrigo Moreira.

En cuanto a las jugadas que hicieron trabajar a los arqueros, el más claro fue el Rojo, siempre por intermedio de Leandro Fernández. En la primera llegada, el delantero escapó por izquierda y sacó un disparo cruzado que terminó en gol.

En la última del partido, aprovechó un tiro libre para mostrar lo mejor de su pegada: Juan Musso la descolgó del ángulo.

En el complemento, Martínez tuvo la más clara cerca de los 25 minutos: Augusto Solari encaró, le cedió el balón en el punto penal y la gran promesa de la Acadamia alcanzó a puntearla. Su disparo pegó en el palo.

Ya con Gonzalo Rehak lesionado –que luego sería reemplazado por Damián Albil–, el colombiano Andrés Ibargüen realizó un potente remate que encontró una excelente reacción del arquero del Rojo.

LEA MÁS: