Daniel Parodi, CEO de Volt Motors, junto a Javier Moyano, a cargo de la Oficina de Producción e Innovación de la empresa, y Silvia Parodi, cofundadora. Foto: Gentileza Volt Motors.
Daniel Parodi, CEO de Volt Motors, junto a Javier Moyano, a cargo de la Oficina de Producción e Innovación de la empresa, y Silvia Parodi, cofundadora. Foto: Gentileza Volt Motors.

Con un diseño aerodinámico y los últimos adelantos tecnológicos, Volt Motors encara un proyecto que pretende cambiar para siempre la concepción que la industria automotriz tiene de la movilidad urbana. La idea nació en 2015, cuando, al regresar de un viaje al Silicon Valley, Daniel Parodi –ideador y propietario del modernísimo campus corporativo Ciudad Empresaria, ubicado en las cercanías del aeropuerto internacional de Córdoba– decidió crear una nueva unidad de negocios: Innova SV, una aceleradora de startups orientada al mundo de las nuevas tecnologías. "Luego de estar en la capital mundial de la innovación, Daniel vio que en Córdoba y en la Argentina en general había mucho talento para desarrollar desarrollar soluciones disruptivas para el mundo", recuerda, en diálogo con DEF, el gerente de Marketing de Volt Motors, Matías Ochoa.

Poco tiempo después, en el marco de un evento del sector, en el que Innova SV estaba presentando la plataforma virtual Webee, Daniel Parodi conoció a Javier Moyano, un experimentado profesional de la industria aeroespacial que había trabajado en los años 80 en el proyecto del misil Cóndor, desmantelado en los 90 por el gobierno de Carlos Menem. Posteriormente, Moyano había contribuido con sus conocimientos de ingeniería en distintos proyectos del gigante europeo Airbus y otras compañías del rubro aeroespacial. Moyano, también ingeniero de profesión y amante de las nuevas tecnologías, acabó por confesarle a Parodi cuál era su verdadero sueño: la fabricación del primer auto eléctrico 100 % argentino.

Inmediatamente se pusieron en marcha e idearon Volt Motors, que promete modificar el concepto que hoy tenemos del auto como medio de movilidad urbana. Daniel Parodi es su CEO y Javier Moyano se encuentra al frente de la Oficina de Producción e Innovación de la empresa, que tiene 50 profesionales encargados del desarrollo del producto. Lejos de imitar modelos ya existentes, estos pioneros cordobeses encararon una idea totalmente innovadora en el mundo automotriz local. Se trata de un modelo amigable con el medio ambiente, ya que –como señalan desde Volt– "la eficiencia energética va de la mano con la ecología". Este nuevo vehículo no emite CO2 y es más eficiente que cualquiera de los autos que hoy circulan en el mercado.

El nuevo vehículo eléctrico puede ser controlado a distancia. Foto: Gentileza Volt Motors.
El nuevo vehículo eléctrico puede ser controlado a distancia. Foto: Gentileza Volt Motors.

"Un punto clave de nuestros dos modelos, el city car eléctrico E1 y el utilitario W1, es que la carrocería está hecha de fibras compuestas", apunta Ochoa. "A diferencia de la industria automotriz tradicional, que propone un modelo ineficiente y hace que nos traslademos en un auto que pesa 1600 kg para transportar 75 kg, nuestro modelo propone una relación mucho más eficiente entre el peso del vehículo y el peso transportado: un vehículo de 450 kg que transporta 75 kg", añade.

Al contar con una carrocería tan liviana, los beneficios se observan también en otros aspectos del auto, como es el peso de las cubiertas, de hasta un 76 % menor al de un modelo tradicional de auto con motor a combustión interno. De esa forma, el ratio habitual para el cambio de cubiertas, que hoy es de aproximadamente 41.000 km, se multiplica y pasa a cerca de 110.000 km. "El impacto que genera sobre el asfalto es menor, lo que exige también un menor trabajo de bacheo en las calles por parte del Estado", completa Ochoa.

El menor peso del vehículo también resuelve un problema central en la industria del auto eléctrico, como es el peso y espacio ocupado por la batería, que ahora pasaría a un segundo plano. Se trata de una batería de fosfato de hierro-litio (LiFeP04), con una capacidad de 11 kilovatios/hora y un tiempo de carga estándar de seis horas en un enchufe convencional de 220 voltios, como se carga un celular. Ciudad Empresaria está construyendo, en su predio de Pajas Blancas, un EcoParking con una capacidad inicial para cuatro vehículos, donde se constuirá una estación de recarga alimentada por energía solar fotovoltaica. Allí también se instalará un jardín con mobiliario outdoor para trabajar debajo de la pérgola fotovoltaica.

El modelo es mucho más eficiente que los autos que hoy conocemos, debido a la relación entre peso del vehículo y peso transportado, lo que repercute también en un menor desgaste de las cubiertas

En cuanto a las nuevas tecnologías, cabe destacar que el usuario de este automóvil contará con una aplicación, Volt App, que le permitirá conocer el estado del vehículo, accionar sus comandos, ajustar el climatizador antes de iniciar un viaje, localizar la unidad en tiempo real a través del GPS y conectar el auto a otros dispositivos mediante Internet de las Cosas (Internet of Things –IoT–). Para ello, Volt Motors ha sellado una alianza con Webee, que suministrará su know-how y sus capacidades para el control del vehículo a distancia a través de su plataforma de IoT.

Los fundadores de Volt Motors junto a las autoridades que concurrieron al evento de lanzamiento. Foto: Gentileza Volt Motors.
Los fundadores de Volt Motors junto a las autoridades que concurrieron al evento de lanzamiento. Foto: Gentileza Volt Motors.

"El mercado está avanzando y la gente, al conocer este nuevo modelo, va a apostar por esta alternativa", concluye Ochoa, quien confiesa que una tarea fundamental en este sentido es la "evangelización de los consumidores".

Se prevé que en el segundo trimestre de 2019 estén listos los primeros autos para ser entregados a quienes hayan hecho las solicitudes de pre-compra por Internet, a través del sitio www.voltmotors.com.ar. El precio del vehículo urbano E1 ronda los 750.000 pesos, con una bonificación especial de 80.000 pesos para las primeras 100 unidades y una extensión en su garantía a tres años. En tanto que el del utilitario W1 se sitúa en torno a los 650.000 pesos, con una garantía de fábrica de dos años sin límite de kilometraje.