Los autos del futuro: autónomos, eléctricos e inteligentes

Comienza una era disruptiva en la forma de transportarse, aunque no está exenta de desafíos. Por la redacción de DEF.

Los vehículos eléctricos e híbridos, que ya circulan por las calles, serán los protagonistas indiscutidos del transporte del futuro.
Los vehículos eléctricos e híbridos, que ya circulan por las calles, serán los protagonistas indiscutidos del transporte del futuro.

Este año, el balance del Consumer Electronics Show (CES), la feria de tecnología más importante del mundo, fue contundente: los automóviles de los próximos años serán eléctricos, autónomos e inteligentes (por el avance de la inteligencia artificial). Además, los esfuerzos de los fabricantes estarán centrados en mejorar la experiencia del usuario (UX) y la interface entre hombre y máquina.

"Los cambios van a ser gigantescos. En todo lo que tiene que ver con el transporte, la aplicación electrónica veremos avances tecnológicos de crecimiento geométrico", aseguró a DEF Vicente Celani, ingeniero mecánico de la Universidad Nacional de San Juan y docente de la carrera de Ingeniería Mecánica del ITBA.

"En los últimos diez años hubo una confluencia entre materiales nuevos y aplicaciones electrónicas realmente increíble, que logran consumos muy acotados y cotas de contaminación muy bajas. Hay todo un camino recorrido y un montón de cosas que nos van a sorprender", agregó el especialista.

Híbridos y eléctricos

"Dentro de unos años, todos vamos a estar circulando con vehículos movidos con energía eléctrica, quizá en una década. Es la era de lo eléctrico. Se desarrollará todo lo que tiene que ver con vehículos híbridos y, a su vez, contaremos con vehículos que van a ser movidos por motores específicamente eléctricos", explicó Celani. Según el especialista, en los próximos 50 a 100 años, habrá una injerencia muy grande de este tipo de autos, a la que se sumarán desarrollos notables en materia de electrónica.

La carga rápida de los vehículos es uno de los ejes de
La carga rápida de los vehículos es uno de los ejes de

Si bien en la actualidad los autos eléctricos ya están en circulación, en un futuro sus diseños se perfeccionarán todavía más. Por ejemplo, se espera que en unos años los vehículos cuenten con una función de carga rápida, como la de los smartphones, uno de los desafíos más importantes en la actualidad. La compañía japonesa Toshiba ya trabaja en eso. Con solo cinco minutos de carga, estos vehículos permitirán recorrer cientos de kilómetros.

Para Celani, son precisamente las empresas asiáticas, y también las europeas, las que llevarán la voz cantante en cuanto al desarrollo tecnológico de los vehículos. "Están haciendo aportes tecnológicos decisivos en lo que respecta a diseños nuevos, a sistemas de anticontaminación y a todo lo que tiene que ver con ahorro de combustible", señaló. "Son las que marcan el ritmo y tienen injerencia".

Consultado por el impacto ambiental de esta tecnología, Celani reconoció que se mantiene un esquema de quema de combustible, pero resaltó que estos autos funcionan en un rango de consumo muy bajo. "Pienso que no nos vamos a poder independizar totalmente de quemar combustibles en el mediano plazo", indicó.

Autónomos

Sumado a los motores eléctricos, el desarrollo de autos sin conductor es otra de las tendencias que prevén los expertos. "No es exagerado decir que el auge de los vehículos autónomos va a ser el proyecto más ambicioso de nuestras vidas", aseguró Brian Krzanich, CEO de Intel Corp en la CES 2018.

Para el empresario, el poder de la inteligencia artificial en los vehículos autónomos permitirá no solo mejorar la movilidad, sino "provocar una disrupción completa" en la industria.

"Más allá de que haya habido algunos accidentes con los autos de Google y con otras aplicaciones, me parece que la tecnología se está afinando, se está haciendo muy confiable y de forma muy acelerada", coincidió Celani.

Los vehículos autónomos, combinados con los motores eléctricos y con una aplicación gigantesca de la electrónica y los sistemas de geoposicionamiento, son el escenario inmediato al que vamos a asistir.

Su impacto a nivel social y económico comienza a delinearse con reducciones en los tiempos de viaje, ahorros energéticos y la prevención de accidentes provocados por errores humanos.

LEA MÁS:

*La versión original de esta nota fue publicada en la Revista DEF N. 123

TE PUEDE INTERESAR