¿De dónde viene y qué significa el dicho "Dar la lata"?

Foto: Shutterstock.
Foto: Shutterstock.

Personas pesadas, de esas que se nos pegan en cualquier circunstancia para hablar sin que nadie les haya preguntado nada sobre sus opiniones políticas, su vida privada o sus asuntos laborales, existen desde que el mundo es mundo. Ese molesto parloteo trivial e intrascendente que todos tratamos de evitar en la cola del supermercado o cuando subimos a un taxi, suele conocerse como "dar la lata".

Pero es curioso que en la historia de este dicho la palabra "lata" no aluda, como podría parecernos a primera vista, a su capacidad de producir ruidos molestos. Por ejemplo, se sabe que los presos de la cárcel de Málaga solían emborracharse con una bebida alcohólica, mezcla de sobrantes de vino y otros licores, que compraban en lata. El infecto brebaje los violentaba y les aflojaba la lengua de tal manera, que era famosa la batahola que armaban en la cárcel, lo que demuestra que no eran las latas las que provocaban el ruido molesto sino los mismos presos.

Foto: Shutterstock.
Foto: Shutterstock.

Similar desplazamiento de significado, de la lata al ruido, se produce en otra versión del dicho que alude a la retahíla de pedidos de dádivas y compensaciones económicas que los viejos soldados solicitaban en el siglo XVII una y otra vez a sus superiores, ante quienes no solo exhibían las heridas y secuelas perennes que la guerra les había infringido, sino también la documentación que acreditaba su servicio a la patria y que, precisamente, transportaban y resguardaban en tubos de lata.

LEA MÁS:
¿De dónde viene el dicho "Aquí hay gato encerrado"?

*La versión original de esta nota fue publicada en revista DEF Nº. 119.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos