Las fuerzas de reserva son organizaciones militares integradas por ciudadanos que cuentan con una preparación militar, pero mantienen su profesión en la vida civil. Su principal función es estar a disposición, alistados y adiestrados para movilizarse en caso de un conflicto armado. A su vez, generan un puente entre las Fuerzas Armadas y la sociedad civil, acercando los conceptos de "defensa" y "vida militar" a la población.

Su uso es múltiple: en tiempos de guerra, son fundamentales para reemplazar a los efectivos caídos en combate. A su vez, pueden formar nuevas unidades para engrosar las filas de las Fuerzas Armadas. También, dependiendo del modelo reservista de cada país, se las puede emplear para tareas de aduana, seguridad interna, vigilancia de puntos estratégicos, tales como campos de prisioneros de guerra, nodos de comunicaciones, y en bases aéreas y navales. En tiempos de paz, estas fuerzas pueden ser utilizadas en casos de desastres, emergencias o catástrofes, auxiliando a las agencias involucradas.

En las últimas décadas, se impuso el modelo de Fuerzas Armadas más compactas y con un alto nivel de profesionalismo. Cada país tiene un modelo adecuado a sus necesidades, pero la gran mayoría les presta especial atención a sus reservas. Después de todo, el personal reservista será quien mantenga el sistema en funcionamiento cuando las tropas regulares deban movilizarse. Un claro ejemplo de esta tendencia fue el ejercicio sin precedentes que realizó Suecia en 2018. Con 30.000 efectivos y 22.988 cuerpo de reservas, el país escandinavo movilizó los 40 batallones de su Guardia Nacional para el entrenamiento. La última vez que lo había hecho en forma total había sido en 1975, en el pico de la Guerra Fría.

El modelo en la Argentina

Tal vez el origen del sistema de Reservas argentino se remonte a febrero de 1811, cuando, al quedar desguarnecida la ciudad de Buenos Aires por el envío de tropas a las expediciones auxiliadoras al interior y ante la amenaza de una invasión realista, Manuel de Luzuriaga, junto con un grupo de vecinos, solicitó, y obtuvo del Cabildo, la creación de un Regimiento de Guardia Nacional. Esta Institución actuó como reserva hasta principios del siglo XX y participó en la Guerra de la Independencia, la Guerra contra el Imperio de Brasil y la de la Triple Alianza.

Reservistas del ejercito argentino participan de un ejercicio mecanizado. Foto: AFP.
Reservistas del ejercito argentino participan de un ejercicio mecanizado. Foto: AFP.

En 1895, año en que se reestructuró el Ejército y se creó el Servicio Militar Obligatorio, los conscriptos se convirtieron en la Reserva y comenzó una reducción de la Guardia Nacional. Durante el siglo XX, los oficiales de reserva participaron de la Campaña del Chaco y de la Guerra de Malvinas. En diciembre de 1940, se cerraron los centros de instrucción de oficiales reservistas y, en 1941, se fundó el Círculo de Oficiales de Reserva del Ejército Argentino, que hoy en día se denomina Unión de Oficiales de Reserva de las Fuerzas Armadas de la Nación (UNOR). Entre 1938 y 1947, se produjeron grandes incorporaciones de reservistas y, en 1972, comenzaron a dictarse cursos para oficiales de reserva. Finalmente, en 2008, se creó el Departamento de Reservas y el Sistema de Reservas del Ejército Argentino (SIREA), que le dio forma a un sistema que había quedado desordenado con el paso de los años. En la actualidad es comandando por el reservista más antiguo, teniente coronel Eduardo Manuel Stafforini.

Gran cantidad de los oficiales de Reserva de nuestro país provienen del cuadro permanente, tanto retirados como personal que se da de baja. También se integran egresados de los liceos militares, civiles que realizan el Curso de Formación de Oficiales de Reserva (CUFOR) y cadetes del Colegio Militar de la Nación que piden la baja en cuarto año (el último de su formación). En cuanto a los suboficiales de reserva, provienen de los cuadros permanentes, bajas y retirados, de los soldados que cumplieron con el Núcleo de Instrucción Básica (NIB), de los cadetes del Colegio Militar de la Nación de segundo y tercer año que solicitan la baja, y de los soldados que se dan de baja del sistema de soldados voluntarios.

Todos ellos se enmarcan en el Sistema de Reservas del Ejército Argentino (SIREA), que es el que administra de manera integral las Reservas de la Fuerza, les proporciona la capacitación operacional necesaria y mantiene la aptitud militar adquirida por los elementos de reservistas.

Reservistas reciben en el Regimiento de Patricios la distinción al “Mejor camarada y espíritu militar”. Foto: AFP.
Reservistas reciben en el Regimiento de Patricios la distinción al “Mejor camarada y espíritu militar”. Foto: AFP.

El SIREA fue creado en 2008 a partir de la directiva 872/08 del jefe del Estado Mayor General del Ejército. Si uno quiere saber cómo entiende actualmente el Ejército a sus elementos de reserva y qué aspectos son los más importantes para cuidar, tiene que remitirse a esa directiva. "El recurso más valioso y difícil de obtener para la defensa de la Nación es el personal capacitado para integrar sus organizaciones militares", se lee en la directiva 872/08. "Las Reservas son esenciales para un Ejército en operaciones y, cuando se las necesite, deben estar clasificadas, organizadas, equipadas y capacitadas en las distintas jerarquías y roles para completar las organizaciones de la Fuerza ya existentes y constituir otras que surjan como necesarias de los planes", completa. La misión de las reservas argentinas se ve reflejada en los ámbitos operacional e institucional ya que por un lado brindan apoyo en el combate y por el otro lado se abocan a reforzar el vínculo con la sociedad, es decir las relaciones con la comunidad, el ámbito civil.

Hoy en día, la Argentina cuenta con 15 compañías de reservistas, ubicadas a lo largo y ancho de nuestro país. Se trata de las compañías de reservistas Voluntarios de Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe, Salta, Rosario, Resistencia, Comodoro Rivadavia, Paraná, Mendoza, Mar del Plata, La Plata, Córdoba, Bahía Blanca, Rospentek y la Sección de Aviación Reservista.

Otros sistemas de Reservas en el mundo

Brasil
Brasil cuenta con 360.130 efectivos en sus Fuerzas Armadas y 1.652.500 reservistas, que se clasifican en "R1" y "R2". Como R1, se enmarcan todos los cuadros y soldados que sirvieron en el Ejército y que pasaron a retiro o fueron dados de baja por edad. R2 son los soldados provenientes de las compañías de tiros de guerra, que son estaduales (provinciales y municipales), que se incorporan, en forma transitoria y voluntaria, a órdenes de cuadros permanentes y con cuadros auxiliares de la misma reserva para tener la capacitación voluntaria.

Chile
El país trasandino tiene 88.200 integrantes en sus Fuerzas Armadas y unas reservas de 104.000 efectivos. Según la Ley 18948 (Ley Orgánica Constitucional de las FF. AA. de Chile) en su artículo 60/62, "el personal en retiro podrá ser llamado al servicio activo como personal de reserva para fines de movilización, instrucción, desempeño en la Institución o cumplimiento de requisitos de ascenso. Solo el personal que se encuentre en retiro temporal podrá ser reincorporado, previa solicitud del interesado, sin perjuicio de las demás disposiciones que rijan sobre el particular".

Colombia
Con alrededor de 1.445.000 efectivos y más de 500.000 reservistas, Colombia es uno de los países con mayor personal de reserva de la Región. El "Cuerpo de Oficiales Profesionales de Reserva" de Colombia fue creado en 1976 por iniciativa del general Rafael Navas Pardo, expresidente de la República, quien vio la necesidad de fortalecer la integración del estamento militar y el civil, para lograr una proyección de la imagen positiva de las instituciones legítimamente armadas. Así, cientos de hombres y mujeres de diferentes profesiones se han hecho oficiales de reserva del Ejército Nacional, y han aportado y aunado sus conocimientos, sin ánimo de lucro, en la lucha por la paz del país. Se trata de un cuerpo de apoyo de la Fuerza.

Las fuerzas armadas de estados unidos cuentan con 1.500.000 reservistas. Foto: AFP.
Las fuerzas armadas de estados unidos cuentan con 1.500.000 reservistas. Foto: AFP.

Estados Unidos
El Ejército de los Estados Unidos en 2017 estaba formado por 476.000 soldados en servicio activo, 343.000 en la Guardia Nacional del Ejército (Army National Guard) y 199.000 en la Reserva del Ejército de los Estados Unidos (United States Army Reserve). La Guardia Nacional de los Estados Unidos es una fuerza de Reserva constituida por voluntarios. Cada estado de los EE. UU. tiene su propia Guardia Nacional, ya que son una milicia estadual. De acuerdo con las leyes, el gobernador del estado es el comandante en jefe constitucional de la Guardia Nacional de su estado respectivo, así como el presidente es el comandante en jefe constitucional de la Fuerzas Armadas federales o nacionales.

Francia
Cuenta con 259.000 efectivos en sus FF. AA. y 419.000 de reservas. En Francia, coexisten dos modalidades de reservismo: la reserva operativa y la ciudadana. Este sistema responde a la necesidad de mantener el vínculo entre las Fuerzas Armadas y la sociedad civil en complemento de la reserva operacional y es de carácter altruista. La reserva ciudadana agrupa a voluntarios civiles y a reservistas que han dejado la reserva operacional. Suelen ser exmilitares seleccionados por la autoridad militar por sus capacidades en labores en comunicación.

Gran Bretaña
Las reservas del British Army comprenden una fuerza militar que se compone de 224.500 soldados regulares y de 187.130 efectivos de reserva. Allí, las reservas se dividen en regular y voluntaria. La Reserva Regular está integrada por algunos miembros del componente activo que mantienen la disponibilidad de ser activados para el servicio. Existen, a su vez, categorías creadas a partir del Acta de Fuerzas de Reserva de 1996 (RFA96): reservista a tiempo completo, con servicios complementarios, contratado y de alta disponibilidad.

En Israel el gran numero de militares profesionales se ve suplementado por el servicio militar obligatorio. Foto: AFP.
En Israel el gran numero de militares profesionales se ve suplementado por el servicio militar obligatorio. Foto: AFP.

Israel
El Ejército de Tierra israelí cuenta con 1.500.000 efectivos activos y 600.000 soldados en reserva. Dado el estado de constante actividad militar en las fronteras israelíes desde 1948, el Tzahal (cuerpo reservista) es una de las instituciones más importantes y numerosas del Estado, y el gran número de militares profesionales se ve suplementado por el servicio militar obligatorio para la mayoría de los ciudadanos mayores de 18 años, tanto hombres como mujeres, así como por un largo período de reserva, aunque puede haber excepciones por motivos religiosos, físicos o psicológicos.

*La versión original de esta nota fue publicada en la revista DEF Nº 126.