Florida se ubica en el segundo lugar en la lista de estados de EE. UU. con mejores condiciones para hacer negocios. Foto: Fernando Calzada/DEF.
Florida se ubica en el segundo lugar en la lista de estados de EE. UU. con mejores condiciones para hacer negocios. Foto: Fernando Calzada/DEF.

Luego de cinco años consecutivos de crecimiento a tasas de entre el 2 % y el 4 %, la Florida –el tercer estado más poblado del país, con 20,6 millones de habitantes– acaba de incorporarse al selecto grupo de los cuatro estados de EE. UU. cuyo producto bruto interno (PBI) supera el billón de dólares. Se ubica, por el tamaño de su economía, en el cuarto lugar, después de California, Texas y Nueva York. El buen presente del "estado del sol" (the Sunshine State, tal como se lo conoce en inglés) se refleja también en las cifras de ocupación: el número de trabajadores activos ha alcanzado los 10,2 millones –de los cuales 7,7 millones se desempeñan en el sector privado–; y en octubre de este año, la tasa de desempleo descendió hasta ubicarse en 3,5 % (358.000 personas), el nivel más bajo desde febrero de 2007, en pleno estallido de la burbuja inmobiliaria que desató la crisis financiera de las subprime y que golpeó fuertemente a este estado.

Si nos detenemos en las cifras de comercio exterior, el estado de la Florida contribuyó, en 2017, con 2.330 millones de dólares a las ventas externas de bienes y servicios de EE. UU. Desagregado por sectores, los productos de computación y de la industria electrónica encabezaron este boom, con casi 13.000 millones de dólares; seguidos de los equipos de transporte, con 9500 millones; la industria química, con 6000 millones; y el sector de maquinaria, con 4900 millones. Este éxito se apoya en las pequeñas y medianas empresas (pymes), responsables del 95 % de los bienes exportados y del 59 % del valor exportado del estado. De acuerdo con cifras de 2015, el número total de pymes exportadoras asciende a 56.664. Otro dato significativo es que el 38 % de las exportaciones totales de la Florida se dirigieron a países con los que EE. UU. ha firmado tratados de libre comercio, como el CAFTA-DR (países del istmo centroamericano y la República Dominicana), Perú, Chile, Panamá y Corea del Sur.

El buen presente de la Florida se refleja en las cifras de ocupación, que alcanzó los 10,2 millones en 2017. Foto: Fernando Calzada/DEF.
El buen presente de la Florida se refleja en las cifras de ocupación, que alcanzó los 10,2 millones en 2017. Foto: Fernando Calzada/DEF.

Uno de los grandes artífices de este alentador presente es, sin dudas, el gobernador saliente, Rick Scott, quien asumió el cargo en enero de 2011, fue reelecto en 2014 y acaba de incorporarse al Senado federal como representante de este mismo estado. En su último discurso anual ante la Legislatura de la Florida sobre el "estado del Estado" (The State of the State), Scott se encargó de remarcar los logros de los últimos ocho años: la incorporación de cerca de 1,5 millones de nuevos puestos de trabajo en el sector privado, un aumento del PBI de 26% y una reducción de la deuda de 9000 millones. "La Florida ha experimentado esta increíble recuperación económica porque hemos trabajado duro en la reducción de la carga tributaria, lo que ha permitido a las familias ahorrar más de 7500 millones de dólares", afirmó. "Trabajando juntos –agregó–, hemos liberado dinero que estaba en manos del gobierno y se lo hemos devuelto a los floridenses".

LA FLORIDA, UN IMÁN DE INVERSIONES

De acuerdo con el ranking elaborado por la revista especializada Chief Executive, la Florida se ubica en el segundo puesto entre los estados de EE. UU. ideales para hacer negocios, solo superado por Texas. En una calificación de 1 a 10, recibió 8,38 en fiscalidad y regulaciones; y 8,16 en condiciones de vida, con lo cual se ubicó, en ambos casos, en el quinto lugar entre los 50 estados del país. Las cinco industrias más dinámicas de la Florida son el turismo, un sector que registró en 2017 un récord de 116,5 millones de visitantes y que emplea hoy a más de un millón de personas; la agricultura, que da trabajo a dos millones de habitantes y que contribuye cada año con casi 105.000 millones de dólares a la economía del estado; el comercio internacional, con sus más de 55.000 millones de dólares de exportaciones, cifra que representó en 2017 el 3,5 % del total de productos exportados por EE. UU.; la industria aeroespacial y de aeronavegación, con 1755 empresas del ramo afincadas en el territorio y más de 100.000 trabajadores empleados; y el sector de las denominadas "ciencias de la vida" y la biotecnología, con más de 690 establecimientos de desarrollo médico, más de 360 centros de desarrollo biotecnológico y más de 320 instalaciones farmacéuticas.

El turismo es una de las industrias más dinámicas de Florida. Foto: Fernando Calzada/DEF.
El turismo es una de las industrias más dinámicas de Florida. Foto: Fernando Calzada/DEF.

"La Florida es una dinámica conjunción de ocho regiones económicas en desarrollo", destaca la guía Business Florida, publicación de la agencia público-privada Enterprise la Florida, fundada en 1996 y que cuenta actualmente con 13 oficinas en el exterior, a lo largo de 12 países. Esta entidad, cuya sede central se encuentra ubicada en Orlando, subraya que, desde Naples (localidad ubicada en el sur, sobre el golfo de México) hasta Jacksonville (en el norte, sobre el océano Atlántico) y desde Pensacola (en el extremo noroeste) hasta Miami (en el sudeste), este estado "ofrece una insuperable combinación de innovaciones de vanguardia con un estilo retro". En el plano logístico, tal como enfatiza esa misma publicación, ninguna región del estado se encuentra a más de 90 millas (alrededor de 145 kilómetros) de un puerto de aguas profundas.

Además, cuenta con 13 aeropuertos internacionales, de los cuales los más frecuentados son Orlando –que registró 44,6 millones de pasajeros en 2017– y Miami –en el que el estado ha invertido más de 7000 millones de dólares y que en 2017 recibió un total de 44,5 millones de pasajeros–, seguidos de Fort Lauderdale –con 32,5 millones– y Tampa –con 19,6 millones–.

Miami cuenta con 13 aeropuertos. Foto: Fernando Calzada/DEF.
Miami cuenta con 13 aeropuertos. Foto: Fernando Calzada/DEF.

LA FÓRMULA DEL ÉXITO

En diálogo con DEF, el vicepresidente ejecutivo de Enterprise la Florida, Manuel "Manny" Mencía, atribuyó el actual presente de la Florida, básicamente, a dos factores: por un lado, la llegada de población de los estados industriales históricos del medio-oeste y del norte, que se desplaza hacia el sur porque el clima es mejor, y los impuestos y los costos son más bajos; y, por otro, por las facilidades fiscales que ofrece el estado, como la ausencia de impuesto a la renta, cuya tasa marginal en California es del 13,3 %; y en Nueva York, en torno al 8,8 %. "El tercer fenómeno –añadió Mencía– es que muchas firmas de inversión de capitales se están mudando aquí, y el sur de la Florida se está convirtiendo en un polo atractivo para empresas que manejan fondos procedentes tanto de Wall Street como de otras partes de EE. UU., e incluso están llegando muchas compañías de América Latina bajo la forma de inversiones familiares".

"Sin dudas, en las últimas décadas, la Florida, y en particular Miami, ha sido el gran centro de negocios para los latinoamericanos, pues se ha convertido en el lugar donde pueden comprar y vender, pero también les ha permitido valerse de servicios especializados, legales, consultorías, educación, contabilidad y finanzas", explicó.

"Ahora también somos un centro de alta tecnología, y las empresas latinoamericanas, incluyendo muchas argentinas que tienen interés en penetrar en el mercado estadounidense, han venido al sur de la Florida", puntualizó Mencía, quien aventura que existen grandes posibilidades de que la Florida y Miami se conviertan en el Hong Kong del hemisferio occidental". Si bien reconoce que históricamente California, sede del Sillicon Valley, y la costa oeste de EE. UU. han sido el mayor polo de atracción para la entrada de este tipo de capitales, hoy en día "la expansión del canal de Panamá abre enormes posibilidades en los mercados asiáticos".

El turismo de compras de alto poder adquisitivo se expande en la ciudad. Fernando Calzada/DEF.
El turismo de compras de alto poder adquisitivo se expande en la ciudad. Fernando Calzada/DEF.

En ese sentido, no podemos dejar de mencionar el rol que cumple el Corredor de Alta Tecnología de la Florida (High Tech Corridor), que se extiende a lo largo de 23 condados del estado y conecta tres centros de investigación universitarios –de la Universidad de la Florida (UF), de la Universidad del Centro de la Florida (UCF) y de la Universidad del Sur de la Florida (USF)–, más de 20 organizaciones locales y regionales de desarrollo económico, 14 institutos comunitarios y estatales, 12 juntas regionales de asesoramiento para empresas y trabajadores (regional workforce boards), así como una innumerable cantidad de polos industriales y cientos de compañías innovadoras que se han establecido en el territorio en los últimos años.

MIAMI, EJE DEL DESPEGUE DE LA FLORIDA

La región metropolitana conformada por los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach ha sido epicentro del despegue de la Florida en los últimos años. Por el tamaño de su población –alrededor de 6,1 millones de habitantes–, se ubica en el octavo lugar entre las mayores urbes de EE. UU.; y en sexto lugar, en términos de crecimiento de empleo durante el quinquenio 2010-2015, con el 18,2 %. De hecho, solo el PBI del condado de Miami-Dade (que cuenta con una población de 2,7 millones de habitantes) asciende a aproximadamente 111.000 millones de dólares; el 90% es producto de actividades del sector privado. Un 26 % del PBI de este distrito, cuya cabecera es la ciudad de Miami, deriva del sector financiero, de la industria aseguradora y del real estate; en tanto que el comercio representa el 22 %; la producción de bienes manufacturados y del sector de la construcción, alrededor del 10 %; la educación y la salud, el 8 %; y la hotelería, la alimentación, el ocio y el tiempo libre, un 5 %.

En las últimas décadas, la Florida, y en particular Miami, ha sido el gran centro de negocios para los latinoamericanos, pues se ha convertido en el lugar donde pueden comprar y vender, pero también les ha permitido valerse de servicios especializados

Miami, conocida como "la ciudad mágica" (the magic city), ha sido históricamente muy apreciada por funcionar como puerta de acceso al mercado latinoamericano. Sin embargo, hoy se puede decir que este importante centro urbano y su área metropolitana es mucho más que eso. Actualmente, es la gran vidriera del éxito de la estrategia de desarrollo del estado. De acuerdo con el sitio web especializado en finanzas SmartAsset, el condado de la Florida registró el mayor crecimiento en los últimos cuatro años: el PBI se incrementó 10,8 millones de dólares entre 2013 y 2016. Según el índice elaborado por otro portal especializado, en este caso WalletHub, Miami se ubica en el 14.º puesto entre las 150 mejores ciudades de EE. UU. para iniciar un pequeño emprendimiento. Si se desagregan los distintos parámetros tomados en consideración para elaborar esta medición, figura quinta en costos laborales; 34.º, en inversiones de riesgo (venture investments); y 30.º, si se tiene en cuenta el promedio de pequeñas empresas y startups por persona. Este último punto es muy ilustrativo del dinamismo de Miami y su zona de influencia; de hecho, Miami y las vecinas localidades de Hialeah (en el condado de Miami-Dade), Fort Lauderdale y Pembroke Pines (estas dos últimas, en el condado de Broward) registran la mejor performance de EE. UU., con 234,72 startups por cada 100.000 residentes.

Autos de alta gama circulan por las calles de una ciudad que no para de crecer. Foto: Fernando Calzada/DEF.
Autos de alta gama circulan por las calles de una ciudad que no para de crecer. Foto: Fernando Calzada/DEF.

LA NUEVA CARA DE LA "CIUDAD MÁGICA"

La transformación de Miami y su actual esplendor se reflejan también en la nueva cara que ofrece la ciudad, en pleno proceso de modernización y renovación urbana. El principal proyecto de infraestructura de transporte público fue Brightline, el nuevo servicio de tren de alta velocidad, inaugurado en mayo del año pasado, que va desde Palm Beach y Fort Lauderdale hasta la estación central de Miami. El siguiente paso será la expansión del servicio hasta Orlando, que debería estar lista en tres años.

También en mayo abrió sus puertas el Museo de Ciencias "Phillip & Patricia Frost", conocido como "Frost Science", con sus 23.000 metros2, que incluyen un planetario y un acuario dedicado a la fauna y flora de la Corriente del Golfo y del Parque Nacional Everglades. A pocas cuadras de allí, sobre el mismo Biscayne Boulevard, se encuentra el Centro de Artes "Adrienne Arsht" (ex "Carnival Center"), diseñado por el arquitecto argentino César Pelli e inaugurado en 2006, que consta de dos modernísimas salas de 2400 y 2200 asientos, respectivamente, y un espacio teatral flexible con capacidad para 300 personas.

La transformación de Miami se refleja en la nueva cara de la ciudad, con edificios como el de la foto, construido por Eduardo Constantini. Foto: Fernando Calzada/DEF.
La transformación de Miami se refleja en la nueva cara de la ciudad, con edificios como el de la foto, construido por Eduardo Constantini. Foto: Fernando Calzada/DEF.

La gran transformación de la ciudad ha sido fruto del Plan Maestro diseñado por la Downtown Miami Development Authoriy (DDA) y publicado en octubre de 2009, con una proyección a 15 años. El objetivo fue conectar el Distrito Comercial Central (CBD), el Distrito de las Artes y el Entretenimiento (A+E), el centro financiero (Brickwell) y el litoral costero (Waterfront). La idea, tal como se explica en el citado documento, fue "concentrar las inversiones en infraestructuras públicas en el casco urbano con el fin de desincentivar el crecimiento urbano desordenado y alentar el 'crecimiento inteligente' allí donde es sustentable". Entre las futuras obras, se encuentra el rediseño del mencionado Biscayne Boulevard: convertir la actual autopista en un gran paseo público, con facilidades para peatones y ciclistas, un estilo similar a Las Ramblas de Barcelona o al Paseo del Prado de Madrid.

El leitmotiv del Plan Maestro 2009-2025 es "Downtown Miami, el epicentro de la Américas". A juzgar por los cambios que se observan en la ciudad, fruto del trabajo del sector público y privado a lo largo de la última década, el objetivo parece estar cada vez más cerca.

*La versión original de esta nota fue publicada en la revista DEF N. 125