¿Por qué Reva de Moses Ingram es un gran paso adelante para los personajes negros de “Star Wars”?

En la era de la diversidad, las etnias y las culturas más marginadas llegan al mainstream de las grandes producciones

Moses Ingram protagoniza a Reva, una agente de Darth Vader con un pasado Jedi, en "Obi-Wan Kenobi" (CRÉDITO: Lucasfilm/ Disney Plus)
Moses Ingram protagoniza a Reva, una agente de Darth Vader con un pasado Jedi, en "Obi-Wan Kenobi" (CRÉDITO: Lucasfilm/ Disney Plus)

Resulta que ser negro hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana puede ser tan estresante como lo es aquí en la Vía Láctea.

El regreso de Darth Vader y Obi-Wan Kenobi, una ocasión trascendental de anticipación geektacular para los fanáticos, se ha visto empañado por burlas racistas en Internet.

Moses Ingram, quien interpreta a Reva the Third Sister en la serie Obi-Wan Kenobi de Disney Plus, reveló a través de las redes sociales en mayo que recibió cientos de mensajes racistas de odio después de su ascensión al canon en una de las películas de ciencia ficción más grandes de la cultura pop.

Hubo amenazas. Le dijeron que estaba ahí por “cupo de diversidad”. Fue feo.

La respuesta de Star Wars no se hizo esperar. Las cuentas oficiales de las redes sociales publicaron apoyo a Ingram y denunciaron los mensajes, y pidieron paciencia para dejar que se desarrolle la historia de Reva. La estrella Ewan McGregor publicó un video de apoyo a Ingram, y se puede intuir lo feas que se ponen las cosas cuando el protagonista del programa tiene que decir más o menos “No seas racista” apenas tenga la oportunidad de comenzar el show.

Los fanáticos del color, como yo, no pueden evitar sentirse molestos por la repetición de tales ataques.

Los actores negros y otros actores de color siempre han sido parte del universo de Star Wars. ¿Ha sido perfecto? No. Pero después de algunos errores y tras los ataques racistas, el papel central de Ingram en la serie de seis episodios ha sido el mejor tipo de progreso que un fanático del color podría pedir. Una vez que un sable de luz está en tus manos, las cosas se ponen serias.

Reva lidera a los stormtroopers en la caza de Obi-Wan Kenobi (CRÉDITO: Lucasfilm/ Disney Plus)
Reva lidera a los stormtroopers en la caza de Obi-Wan Kenobi (CRÉDITO: Lucasfilm/ Disney Plus)

Star Wars ha sido bastante negra, desde el estilo conmovedor de Billy Dee Williams, como Lando Calrissian en la trilogía original, hasta la presencia intimidante del maestro Jedi Windu de Samuel L. Jackson y su genial sable de luz púrpura.

¿Los oídos de la gente lo percibieron? Porque la última vez que revisé, el núcleo creativo del universo de Star Wars es Darth Vader. Sus humildes comienzos. Su estatus de Jedi legendario. Y su eventual caída al Lado Oscuro. Pero el hombre dentro de la máquina negra no es nada sin la voz negra que le da su verdadero poder. Se podría argumentar que el talento vocal de James Earl Jones es la fuerza más importante en todo el universo de Star Wars, y es tan integral en esta nueva serie de Obi-Wan Kenobi como lo fue en las décadas de 1970 y 1980. Nadie entrega resultados de paternidad como lo puede hacer Jones.

Los puertorriqueños han dado a conocer su presencia en los mundos animados y de acción real de Star Wars. Jimmy Smits es uno de los padres más importantes de la galaxia como el padre adoptivo de la princesa Leia, Bail Organa, en las precuelas y Obi-Wan Kenobi. Freddie Prinze Jr. prestó su voz al Jedi Kanan Jarrus en la película animada Star Wars Rebels, y Rosario Dawson (quien tuiteó que es “mitad puertorriqueña/afrocubana y mitad irlandesa/india nativa”) interpreta a Ahsoka Tano en The Mandalorian y pronto protagonizará su propia serie.

Se podría argumentar que el futuro de Star Wars es muy latino. Solo miremos la portada reciente de la revista Vanity Fair que presentó a McGregor, Dawson, Pedro Pascal (chileno) y Diego Luna (mexicano).

Y no nos olvidemos de Temuera Morrison. El indígena neozelandés interpretó a Jango Fett y a todos los soldados clon en las precuelas y recientemente interpretó a Boba Fett en su propia serie.

Imágenes de "obi-Wan Kenobi", la serie de Disney+
Imágenes de "obi-Wan Kenobi", la serie de Disney+

Pero Star Wars dio algunos pasos en falso en lo que respecta al talento negro. John Boyega era un conserje de soldados de asalto y parte de una cruel simulación de acción de juego en los tráileres que hacían parecer que él era el próximo gran Jedi de la franquicia. La gracia, la belleza y la habilidad de la actriz ganadora del Premio de la Academia Lupita Nyong’o fueron dejadas de lado y solo obtuvo un papel de doblaje de un personaje de diseño por computadora. Las geniales vibraciones de Jedi de Jackson duraron poco: era carne de Darth Vader en el Episodio III: La venganza de los Sith.

Ahora, en esta serie de Obi-Wan, Reva tiene una historia de origen bellamente entretejida que parece estar tratando de compensar esos pasos en falso. Era una niña que se entrenaba para ser Jedi y vio a Anakin Skywalker caer al Lado Oscuro y matar a jóvenes como ella. Así que odia a Anakin, pero también odia a Obi-Wan por no proteger a todos de la ira de su antiguo alumno estrella. Eso es lo que la hace tan convincente cuando se ha vuelto rebelde: es imposible ver de qué lado, si es que hay alguno, se inclina.

Este es el tipo de profundidad que la mayoría de los personajes negros en el universo de Star Wars no han tenido en el pasado. Reva de niña es el primer rostro que vemos en cámara en Obi-Wan Kenobi, un indicio de su relevancia en un programa que muchos pensaron que sería la revancha galáctica definitiva entre maestro y alumno. Más tarde la vemos convertirse en una herramienta de caza de venganza, llena de odio de un imperio malvado, y flota el interrogante si buscará la redención y regresará al lado luminoso de la Fuerza. Los errores de la franquicia del pasado duelen un poco menos cuando a un personaje como Reva se le permite vivir, respirar, cometer errores y expiarlos.

El futuro de Star Wars, que ahora se ve tan brillante como siempre bajo la dirección de Jon Favreau y Dave Filoni, tiene tanto que ver con la creación de nuevos personajes como con aferrarse al pasado. Así es como terminamos con nuevos íconos como Mandalorian y Grogu. Y ahora Reva se puede agregar a esa lista.

La venganza de una mujer negra contra Darth Vader podría ser mi Guerra de las Galaxias favorita. Y he estado en este fandom durante décadas. Es una locura cómo algo puede hacerte sentir cuando puedes verlo al frente y en el centro, y no desechado a un lado.

Reva puede morir como el héroe o el villano. O puede vivir para ver otro día y aparecer en otra serie. Si esto último sucede, Lucasfilm tendrá que esperar algo que Ingram incluso consideraría dado lo que ha pasado.

No importa el futuro de Star Wars de Ingram, la historia de Reva es lo que importa. Y el universo de Star Wars es mejor por eso.

Fuente: The Washington Post

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR