Gioconda Belli: “En Nicaragua hay una dictadura de la peor especie”

La escritora nicaragüense conversó con Infobae sobre la sorpresiva cancelación del Festival Internacional de Poespia, el evento cultural más importante del país. “Hay terror en la población, es una situación de fascismo”, afirmó

Gioconda Belli (EFE/Jorge Torres/Archivo)
Gioconda Belli (EFE/Jorge Torres/Archivo)

Del otro lado del teléfono, con la voz firme pero ya cansada, Gioconda Belli intenta describir lo que pasa en Nicaragua. Habla de fascismo, habla de terror, habla de dictadura. Ayer, el presidente Daniel Ortega canceló el Festival Internacional de Poesía de Granada, el evento cultural más importante del país y uno de los prinicpales de América Latina en materia de poesía. “Esto muy desafortunado. Estamos tristes”, dice en diálogo con Infobae la reconocida poeta y novelista nicaragüense

En la agencia EFE informaron ayer que “la Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua, controlada por los sandinistas, canceló este jueves la personalidad jurídica a la Fundación Festival Internacional de Poesía de Granada, organizadora de ese evento cultural considerado uno de los más grandes de Centroamérica. Con 75 de votos favor, 15 abstenciones y un ausente, de los 91 diputados que integran el Parlamento, los legisladores sandinistas y sus aliados aprobaron con carácter urgente la ilegalización de esa ONG, a petición del Gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Ministerio de Gobernación”.

Festival Internacional de Poesía de Granada (Crédito: Facebook Gioconda Belli)
Festival Internacional de Poesía de Granada (Crédito: Facebook Gioconda Belli)

La autora de libros como El pergamino de la seducción y El taller de las mariposas sostiene que “no hay ninguna razón para quitarle la legalidad. El festival presentó todas su cuentas. Hasta ahora no nos querían recibir los documentos. Pero nos acusan de haber incumplido con los requerimientos. Es una tremenda mentira. El gobierno de Nicaragua está destruyendo la sociedad civil y todas las iniciativas que vienen del pueblo y de la gente. Llevan doce universidad canceladas, muchísimas ONGs y ahora le tocó al festival. Es una acción arbitraria porque el festival nunca cometió ningún delito”.

El Festival Internacional de Poesía de Granada comenzó en el año 2005 desarrollándose en lugares emblemáticos de la ciudad como parques y plazas públicas, atrios de iglesias, la antigua estación de trenes y el malecón a orillas del Gran Lago de Nicaragua. “En 2018, por la situación insegura del país, lo tuvimos que suspender. Y después vino la pandemia”, dice Belli, que es una de las organizadoras. Reúne a 100 poetas de todas partes del mundo, varios Premio Nobel y de los países más exóticos. Vienen miles de personas de todos los estratos sociales de Nicaragua. Hasta los perros ambulantes se quedaban”, agrega.

Daniel Ortega (EFE/Jorge Torres)
Daniel Ortega (EFE/Jorge Torres)

Ahora recuerda una de las cosas distintivas del festival: los entierros. “Enterrábamos algo que no queríamos que existiera, como la pobreza, la mentira y la ignorancia; marchaba una carroza con poetas y decíamos un poema en cada esquina. Era una fiesta para toda la gente. Se llenaban los hoteles... un estímulo comercial y cultural enorme. Además, es un festival pluricultural y pluriideológico que se preció por no poner la política por delante de la poesía”, sostiene.

La noticia les llegó ayer pero desde hacía semanas que estaban los rumores de que le iban a quitar la personería jurídica. “En Nicaragua hay terror en la población. La represión ha ido contra los intelectuales, periodistas, figuras políticas. Desde 2021 Daniel Ortega no tuvo ninguna competencia electoral porque a todos los encarceló. Hay también una persecución muy grande contra las iglesias católicas. Esto es una situación de fascismo, de una persecución a todo el que no piensa como ellos, que no se había visto en América Latina en los últimos veinte años. Es una dictadura de la peor especie”, asegura.

Gioconda Belli (EFE/Olaf Malzahn)
Gioconda Belli (EFE/Olaf Malzahn)

Estamos de luto en Nicaragua: es un atropello contra la poesía, uno de los grandes valores que tenemos, sobre todo en el país de Rubén Darío”, concluye. En su cuenta de Facebook, la autora compartió una foto con varios poetas en el festival junto a un texto lleno de sensibilidad. Concluye así: “Lo de cancelar el Festival es la negación de la alegría y la poesía. Pero llegará el día cuando enterremos la crueldad y la dictadura y volvamos a leer poesía en cada esquina de Granada, en plena libertad”.


SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR