Hace tiempo que le gusta reconocerse más como un escritor que hace periodismo que como un periodista que escribe novelas, algo que comenzó a ocurrir con la publicación de Mamá, el libro que lo convirtió en bestseller. Jorge Fernández Díaz sigue siendo uno de los periodistas más influyentes del país pero su obra literaria ya no solo es sinónimo de best seller sino que comienza a ser considerada en las grandes ligas. Su novela El puñal, que en Europa se conoce como El guardián de La Gioconda, acaba de ser elegida finalista del prestigioso Grand prix de littérature policière en Francia, un galardón que en otras oportunidades recibieron nombres destacados del género como Elmore Leonard, Mary Higgins Clark, Patricia Highsmith, P. D. James y Manuel Vázquez Montalbán. "Ser finalista de este premio es soñado. Es el premio policial más importante de Europa. Lo han ganado verdaderos monstruos de todo el tiempo, como Ellery Queen", le dijo esta mañana a Magdalena Ruiz Guiñazú, quien lo entrevistó a propósito de la buena noticia.

En esta oportunidad, la novela de Fernández Díaz es una de las 31 obras seleccionadas por el jurado, entre las que hay 17 novelas francesas y 14 novelas extranjeras. El puñal, éxito de ventas desde su aparición en 2014, es la novela que hizo famoso a Remil, un agente de inteligencia, ex combatiente de Malvinas canalla y seductor que protagoniza intrigas vinculadas con la zona más oscura de la política argentina. El personaje de Remil ya hizo su reaparición en español en la continuación de El puñal, la novela titulada La herida (Planeta).

“El puñal”, en español
“El puñal”, en español

En una entrevista con Infobae, en ocasión de la publicación de La herida, Fernández Díaz habló de Remil y de su saga, y contó que incluso hay figuras de renombre en la Argentina que buscan en sus novelas conocer más del submundo de la política. "Para mí es muy importante como periodista contar la intimidad de lo que sabemos", contó el escritor entonces. "La gobernadora María Eugenia Vidal me dijo: 'Yo leí El puñal antes de llegar a la gobernación y me fue muy útil porque yo entendí a qué me enfrentaba' ¿Y a qué se enfrentaba? A un entramado muy organizado entre sindicalistas, narcos, dirigentes políticos, dirigentes de fútbol, jueces, funcionarios nacionales, funcionarios provinciales, fuerzas de seguridad, policías. Un entramado, un negocio muy, muy importante, mafioso, que está detrás de lo que vemos, está detrás de la política. Eso para mí fue muy importante. Me pareció importante entender que eso existe y poder contar la intimidad. Poder contar desde el otro lado. El periodismo de investigación muestra los hechos. Habla de los manipuladores, de los corruptos. Pero otra cosa es mostrarlos en sus manipulaciones, en su trastienda".

Periodista de raza, autor de una amplia obra que abreva en diversos géneros, miembro de la Academia Argentina de Letras , Jorge Fernández Díaz es uno de los grandes columnistas políticos del diario La Nación y conduce todas las noches junto con Laura Di Marco Pensándolo bien, un popular programa en Radio Mitre. Publicó, entre otros libros, El dilema de los próceres, Mamá, Fernández, Corazones desatados, La segunda vida de las flores, La logia de Cádiz, La hermandad del honor, Alguien quiere ver muerto a Emilio Malbrán, Las mujeres más solas del mundo, Te amaré locamente y El hombre que se inventó a sí mismo.

Sobre El puñal, dijo Arturo Pérez-Reverte: "Dura, negra, violenta, desencantada y apasionante novela. Tan argentina que estremece". De La herida dijo El País, de Madrid: "Remil, un espía tan infame como adorado".

Jorge Fernández Díaz
Jorge Fernández Díaz

El sábado por la mañana, en su programa de Radio Mitre, Magdalena Ruiz Guiñazú felicitó a Fernández Díaz, a lo que el escritor respondió: "Recibí este premio con mucha alegría. Ser finalista de este premio es soñado. Es el premio policial más importante de Europa. Lo han ganado verdaderos monstruos de todo el tiempo, como Ellery Queen". Y explicó el cambio de título de la novela al tiempo que dio algunos datos sobre la industria editorial europea. "El Puñal en Europa se llama El Guardián de La Gioconda. Salió en enero y lo consideraron una de las mejores novelas extranjeras. En Francia se deben imprimir unas 4.000 novelas, mucho más en Francia que en España e Italia".

"Empecé escribiendo en policiales de La Razón. De los 20 a los 30 años fui cronista en los diarios de policiales. Me leí todos los libros que escribieron Borges y Bioy, y Sherlock Holmes, por supuesto, pero cuando tenía 12 o 15 años. Luego volví a reelerlo", le contó sobre su formación el escritor a Magdalena.

"Solo estar entre los finalistas es una gran medalla y no espero ganar porque se compite con con los mejores novelistas del mundo. No hay posibilidades de ganarlo", señaló Fernández Díaz en un gesto que parece más una cábala que una convicción. "(Georges) Simenon (1903-1989) es considerado en Francia quizás el mejor escritor del siglo XX. Así que imaginate lo que significa para ellos la novela policial. Les gustó mucho la trama de los servicios de inteligencia y de los narcos. En España, todo les parece exagerado, un invento desbordante y exuberante, como un realismo mágico", contó.

De entre los finalistas del Grand prix de littérature policière, 17 son franceses y 14 extranjeros. La novela de Fernández Díaz es la única que fue traducida del español.

Finalistas franceses:

Morgan Audic, con De bonnes raisons de mourir

Thomas Cantalaoube, con  Requiem pour une République

Soufiane Chakkouche, con L'inspecteur Dalil à Paris

Pascale Dietrich, con Les mafieuses

Patrice Gain, con Terres fauves

Pierric Guittaut, con Ma douleur est sauvagerie

Claude Izner, con La poule aux œufs d'or

Mattias Koping, con Le manufacturier

Elsa Marpeau, con Son autre mort

Adlène Meddi, con 1994

Andrée A. Michaud, con Rivière tremblante

Richard Morgieve, con Le Cherokee

Olivier Norek, con Surface

Frédéric Paulin, con La guerre est une ruse

Franck Thilliez, con Luca

 Jean-Christophe Tixier, con Les mal-aimés

Elisa Vix, con Elle, le gibier 

Finalistas extranjeros: 

Dov Alfon, con Unité 8200 (traducida del inglés)

Kent Anderson, con Un soleil sans espoir (traducida del inglés)

William Boyle, con Le témoin solitaire (traducida del inglés)

Leif Davidsen, con La fille du traître (traducida del danés)

Eva Dolan, con Haine pour haine (traducida del inglés)

Jorge Fernández Díaz, con Le gardien de la Joconde (traducida del español)

Jorn Lier Horst, con L'usurpateur (traducida del noruego)

D. J. Jones, con L'Etoile du nord (traducida del inglés)

Chris Offut, con Nuits appalaches

Shlomo Sand, con La mort du Khazar rouge (traducida del hebreo)

Gunnar Staalesen, con Où les roses ne meurent jamais (traducida del noruego)

SEGUIR LEYENDO: