Como en esas fiestas exóticas que se extienden durante días y mantienen a sus invitados en estado de celebración permanente, MUTEK vivió ayer su tercera jornada de actividades con el entusiasmo de sus seguidores intacto.

Pero no fue un día más en el festival internacional de creatividad digital y música electrónica, que por segunda vez se hace en Buenos Aires, integrando la ciudad a la red MUTEK que forman México, San Francisco, Barcelona, Tokio, Dubai y Montreal, donde se creó: ayer fue el turno del legendario grupo inglés The Orb, uno de los más influyentes de la música electrónica de principios de los noventa al inventar el género del ambient house. Con ellos dialogó en exclusiva Infobae Cultura.

Centro Cultural San Martín, sede principal del festival
Centro Cultural San Martín, sede principal del festival

Ya a partir de las 14, los espectadores, una multitud diversa y expectante, circulaban por las diferentes salas del Cultural San Martín, epicentro del festival, en busca de las diferentes propuestas que se extendieron durante toda la tarde y hasta la medianoche. En Play 2 dieron comienzo Alessandra Tagliatti y Violett, inaugurando un salón en el que se reunirían los jóvenes con más curiosidad por el mundo de las producciones visuales, anhelantes por ver en acción a Jonas Kopp, Unfinished Portraits y Marija Bozinovska, entre otros.

Los franceses de 1024 architecture presentaron su última pieza, “Sphere”
Los franceses de 1024 architecture presentaron su última pieza, “Sphere”

El salón más experimental volvió a estar lleno, como el día anterior. En DigiLab permanecieron firmes y demandados los puestos donde se podían testear equipos de industria argentina, escuchar charlas y disfrutar de la extravagante presentación de Maia Koeing.

El escenario al aire libre vibró con los ritmos alegres de Dat García, que llamó la atención con su voz sonora y preparó el ambiente para el folclore, los sonidos andinos y otras notas provenientes de la naturaleza de la mano de Kaleema, Derrok y Africane 808.

Federico Molinari y Line Katcho, uno de los más aplaudidos, se instalaron en la sala A/Visions. Y Matt Thibideau, junto con Markus Heckmann, ofrecieron una composición audiovisual que hipnotizó a los asistentes, ansiosos por presenciar el plato fuerte del día, y probablemente del festival: The Orb, el mítico grupo creado y liderado por Alex Paterson, que se presentó por primera vez en Argentina.

El artista, que llevó el recurso del sampling a un nuevo nivel, trabajó con incontables compositores, cantantes y músicos, grabó un álbum con David Gilmour, de Pink Floyd, conduce un programa de radio y no se guarda nada al decir lo que piensa, como demostró ante la cámara de Infobae.

Desde sus inicios en los años noventa, cuando creó música inspirada en artistas como David Bowie y Eno, The Orb logró acumular una impresionante cantidad de éxitos. Su single Blue room, conocido como el más extenso ubicado en los ránkings mundiales, fue apenas el comienzo de una carrera que lo convirtió en emblema de la música electrónica.

El dúo Francesco Tristano & Guti presentó “Another Paradise”, acompañado por las visuales Martin Borini
El dúo Francesco Tristano & Guti presentó “Another Paradise”, acompañado por las visuales Martin Borini

En MUTEK, Paterson presentó, junto a Michael Rendall, su último álbum, No sounds are out of bounds, que combina reggae, ritmos psicodélicos y lírica, y también toco temas de Metallic Spheres, el disco que grabaron junto a Gilmour. Como era esperable, y deseable, tampoco faltaron algunos de aquellos temas clásicos, como Fluffy White Clouds, que junto The Orb's Adventures Beyond The Ultraworld y U.F.Orb posicionaron a The Orb como pionero de la música electrónica "atmosférica" y "futurista".

The Orb llevó el ambiente a su punto más alto y preparó el camino para hoy, el cuarto y último día del festival digital y electrónico que, en su segunda edición, ya logró instalarse en el intenso paisaje cultural de Buenos Aires.

*MUTEK.AR 2018
Cultural San Martín | CCK | Planetario | Punta Carrasco | La Tangente | Music Hub

SEGUÍ LEYENDO