La modificación anunciada por el gobierno permite reducir la burocracia en materia de exportación de obras de arte nacionales
La modificación anunciada por el gobierno permite reducir la burocracia en materia de exportación de obras de arte nacionales

La anécdota es conocida en el mundo del arte. Cuando un pintor debía exponer en el exterior, muchas veces prefería producir su obra en el país donde se desarrollara la muestra, que transportar sus trabajos directamente desde su atelier.

Ahora, a partir de la modificación de la ley 24.633, cuyo objetivo es simplificar y fortalece la circulación internacional del arte argentino, se podrá transporta hasta 15 obras de arte como equipaje acompañado, sin mayor trámite que un Aviso de Exportación ante el Ministerio de Cultura, o una licencia especial, en el caso de obras de autores muertos hace más de cincuenta.

La modificación ya figura en el Boletín Oficial como parte del decreto 27/2018 y "es la respuesta a muchos pedidos que nos hacían dueños de galerías de arte, y artistas, que no podían llevar sus obras a otros países, o simplemente, no podían venderlas al exterior", señaló el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

El funcionario explicó que en la actualidad el movimiento internacional de obras de arte desde el país "era sumamente engorroso", ya que se exigía no solo el pedido ante el Ministerio de Cultura sino también trámites aduaneros excesivos que solo podían hacerse en el Aeropuerto de Ezeiza, de manera anticipada y en horarios restringidos.

Además, artistas o galeristas debían recurrir a escribanos que certificaran las obras a exportar y, pese a cumplir con ello, quedaban sujetos al arbitrio final de funcionarios de la Aduana, que podían aprobar o no la operación.

Antes para retirar obras del pías se debía recurrir a la certificación de un escribano para luego continuar la espera de la decisión final de la aduana
Antes para retirar obras del pías se debía recurrir a la certificación de un escribano para luego continuar la espera de la decisión final de la aduana

También los turistas compradores de arte argentino se veían forzados a dejar las obras en el país e involucrar a despachantes, fletes y transportes internacionales.

"Por todo esto, entre 2011 y 2015 las exportaciones argentinas de arte disminuyeron 73 por ciento, mientras que en el mundo aumentaron 48 por ciento", subrayó Cabrera.

Además, la nueva norma implica que el Estado dejará de tener la opción de compra para obras de autores vivos o fallecidos dentro de los 50 años precedentes, restringiendo de esta forma el plazo existente en la actualidad para manifestar interés, concretar compras o completar los pagos correspondientes en lo que respecta a obras de arte.

Con información de Télam

LEA MÁS:

_____________

Vea más notas de Cultura