"Primeras impresiones" expone obras de Sasha Minovich, que reflexionan sobre la relación entre la pintura y el espacio. Puede verse hoy y mañana, con entrada gratuita, en la Asociación Amigos de la Astronomía.

Para Sasha, una pintura es un mensaje en una botella, no muy lejos un disco de oro en un aparatejo que hace 40 años viaja por el espacio. Pero ¿qué sentido tiene hablar de lo que es la pintura cuando ya se le declaró la muerte y la resurrección tantas veces? Y si pensamos en el espacio, ¿no es llamativo cómo los humanos le exigimos respuestas al cielo? Porque sí, lo miramos, lo estudiamos, lo invadimos pero sin importar cuanto de eso hagamos, atrás de todas las acciones que hacemos con y en el cielo, está el hecho de que esperamos respuestas concretas.

En los 60, Clement Greenberg dijo que la pintura llegó al máximo de sus posibilidades con el Expresionismo Abstracto. Arthur Danto dijo que la gran narrativa del arte murió, la revista Primera Plana le escribió un obituario a la pintura y por esos años, Luis Felipe Noé dejó de pintar y se puso un bar. Bar o Bar. O Bar Bar o.

Mientras tanto en el mundo, Yuri Gagarín fue el primero en ver al planeta Tierra desde afuera en el 61. En el 69 Major Tom llamó a Ground Control y en el 72 el espacio nos mandó a Ziggy Sturdust. Cinco años después, un montón de científicos liderados por Carl Sagan lanzaron la sonda Voyager que todavía pasea por el espacio. Si hablamos de protagonismo, en los 60 y 70, el espacio le ganó a la pintura, eso seguro.

Parece que las respuestas que tenía el cielo para los científicos no eran suficientes así que el disco de oro que en 2013 abandonó el Sistema Solar tiene un montón de respuestas a preguntas que nadie hizo: saludos en 55 idiomas, el sonido de un terremoto, del viento, un grillo, un tren, un beso, un lobo, un auto, signos vitales. Percusión senegalesa, Johnny B. Goode de Chuck Berry, La flauta mágica de Mozart, Beethoven, Bach y Stravinsky. La música de una boda peruana. Carl Sagan quiso incluir Here Comes The Sun de los Beatles pero la EMI dijo que no. Definiciones matemáticas y unidades de medida, parámetros del Sistema Solar y un mapa con la localización de la Tierra en él. Imágenes de los planetas, la estructura del ADN, un diagrama de la fecundación, un feto, un insecto volando con flores, un elefante, un supermercado, la demostración de lamer, comer y beber y un montón de cosas más.

Sasha pinta y esta exposición es una excusa, como los girasoles para Van Gogh, para pintar y, ya que estamos, para mirar el espacio y preguntar un poco más.

* Primeras impresiones, de Sasha Minovich. Asociación Amigos de la Astronomía, Patricias Argentinas 550. Horarios: hoy y mañana, de 19 a 23. Entrada libre y gratuita.

LEA MÁS:

______

Vea más notas de Cultura