Dennis Hof, el propietario de Moonlite Bunny Ranch
Dennis Hof, el propietario de Moonlite Bunny Ranch

Un célebre prostíbulo legal en Estados Unidos anunció que ha aceptado Bitcoin "a cambio de servicios sexuales" por primera vez en la historia.

Lana West, una trabajadora sexual de Moonlite Bunny Ranch en el estado de Nevada, cobró alrededor de 2.000 dólares en la criptomoneda como remuneración por sus servicios "íntimos".

Lena West, la primer prostituta en aceptar Bitcoin como medio de pago
Lena West, la primer prostituta en aceptar Bitcoin como medio de pago

"Un cliente maravilloso y bastante conocedor de la tecnología me ofreció comprar mis servicios con Bitcoin", explicó West. "Dennis [el propietario de Bunny Ranch] lo aprobó y ejecutamos la transferencia de la billetera virtual del cliente a la mía".

"Luego le pagué a la oficina en efectivo de mis propios ahorros", agregó.

Una de las ventajas de las criptomonedas para el mercado del sexo es el anonimato, lo cual permite a los clientes realizar pagos sin revelar su identidad.

Moonlite Bunny Ranch
Moonlite Bunny Ranch

"Fue un pago de cuatro cifras por una experiencia íntima de novia conmigo que duró poco más de una hora", dijo la prostituta.

"Mi cliente se fue con una sonrisa en la cara, pero poco sabía que habíamos hecho historia juntos", añadió.

Bunny Ranch es uno de los siete burdeles ubicados en las ciudades desiertas de Nevada y que pertenecen a Dennis Hof, un magnate de la industria.

Lana West
Lana West

Nevada es el único estado del país donde la prostitución es legal, siempre y cuando el establecimiento no esté ubicado dentro de Las Vegas.

"Tenemos a algunos de los hombres más ricos del mundo entrando y saliendo de mis burdeles", explicó Hof. "Nuestra clientela de alto nivel está acostumbrada a conseguir todo lo que quieren aquí, así que cuando empecé a escuchar sus peticiones para que aceptase Bitcoin, me tomé esas sugerencias muy en serio".

LEA MAS