Marcela Losardo, ministra de Justicia de la Nación
Marcela Losardo, ministra de Justicia de la Nación

En medio de los estrictos controles que están realizando las Fuerzas de Seguridad para lograr disminuir la circulación vehicular y peatonal en todo el país, la ministra de Justicia de la Nación, Marcela Losardo, recordó que “violar la cuarentena es un delito” y que a quien resista y desobedezca a un funcionario público “se le abrirá una causa judicial”, en el marco de la pandemia por coronavirus.

“Hay una minoría a la que le cuesta entender que hay que respetar la importancia del aislamiento total y pone en riesgo la salud de otros. Todos tenemos que hacer un esfuerzo. El Papa dijo que nadie se salva solo. El que no entiende esto, no entiende nada”, remarcó la funcionaria.

Los últimos datos oficiales, acumulado desde el 21 al 27 de marzo, arrojan que hubo 318.094 personas demoradas en todo el país, 8.315 detenidas, 295.407 vehículos controlados y 1087 secuestrados.

Al ser consultada acerca de la posibilidad de decretar el estado de sitio a raíz de estos incumplimentos, Losardo evitó hacer declaraciones. “No puedo hablar de eso. Las decisiones las toma el Presidente en función del equipo que lo acompaña. Todo va día a día. El Presidente manifestó que no estaba de acuerdo”, sostuvo durante una entrevista en el programa “Digamos Todo” de CNN Radio.

Las Fuerzas de seguridad realizan controles vehiculares y peatonales para que la gente no viole la cuarentena
Las Fuerzas de seguridad realizan controles vehiculares y peatonales para que la gente no viole la cuarentena

Este domingo, Alberto Fernández volverá a reunirse con el comité de crisis para analizar los pasos a seguir después del 31 de marzo, día en que vence la medida. En ese sentido, Losardo, dejó implícita su postura acerca de prolongarla: “Terminar la cuarentena este 31 de marzo parece demasiado pronto”.

La ministra también contó que, a raíz de toda esta situación, en su área tuvieron que cambiar la modalidad de trabajo a través de videoconferencias para “sacar resoluciones con los procuradores”. Así, dijo, “hemos logrado cosas en conjunto con la Ciudad y la Provincia para ver cómo se va aplicando el aislamiento” dispuesto por el Gobierno.

Losardo, además, se refirió a las situaciones de violencia de género y abuso sexual, que se están incrementando con el aislamiento obligatorio.

“Se puede llamar a las líneas 144 y 137 y al 1131331000. Cuando nos llaman, va personal a buscar a estas personas. Los profesionales se desplazan en un móvil policial no identificable para auxiliar a la víctima. Le gestionan refugio y la acompañan. Sabemos que hay que intensificar la ayuda. Se trata de situaciones de riesgo en las que la mujer es vulnerable y está en su casa, muchas veces encerrada con expertos en abusos sexuales. Estamos armando brigadas de atención de violencia de género en Chaco, Misiones y distintos puntos del país. En este contexto, el número de llamadas está aumentando”, señaló.

Losardo confirmó que aumentaron los pedidos de ayuda por violencia de género durante la cuarentena (Gustavo Gavotti)
Losardo confirmó que aumentaron los pedidos de ayuda por violencia de género durante la cuarentena (Gustavo Gavotti)

A pesar de la cuarentena, la justicia no está del todo paralizada. En la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, los jueces de familia siguen tomando medidas en los casos de violencia. Hay dos magistrados de turno y el resto trabaja desde sus casas porque en el Poder Judicial también se limitaron las tareas por la pandemia. Lo mismo ocurre con los fiscales de la ciudad que actúan en casos de urgencia.

Por otra parte se extendieron automáticamente por 60 días todas las medidas cautelares que vencen mientras dure la emergencia sanitaria o las que expidieron 40 días antes y no habían sido renovadas. Eso significa que las exclusiones de hogar, las perimetrales, las prohibiciones de acercamiento o la asignación de botones de pánico o tobilleras electrónicas siguen todas vigentes sin necesidad de volver a pedirlas ante su vencimiento.

Seguí leyendo: