La Bugatti La Voiture Noire, de 16,7 millones de euros, es un homenaje a la Bugatti Type 57 SC Atlantic.
La Bugatti La Voiture Noire, de 16,7 millones de euros, es un homenaje a la Bugatti Type 57 SC Atlantic.

Son los más exclusivos del extracto más vanguardista que la industria puede generar. Engloban caprichos exuberantes y resoluciones extremadamente excéntricas para satisfacer una clientela tan VIP como anónima. Son la vanguardia misma en tecnología, los reyes del titanio, los avanzados en fibra de carbono, los responsables máximos de trasladar la estirpe de competición a la calle. Los elegidos de las celebrities que más ostentan, los que pulverizan récords y aquellos que bajaron el límite de la eternidad a cuatro segundos. Por supuesto existen varios más, pero éstos son los ejemplares más caros del planeta. El ranking es dinámico y cambiante, pero estos ya anotaron en la historia a fuerza de potencia y billetes.

10. Ferrari Pininfarina Sergio: 2,5/3 millones de euros

De este biplaza se fabricaron seis unidades sólo para clientes especiales.
De este biplaza se fabricaron seis unidades sólo para clientes especiales.

Se trata de un modelo conceptual presentado en 2013 y concebido para rendir tributo a Sergio Pininfarina, presidente durante cuatro décadas de la compañía de diseño que lleva su apellido. Es un biplaza muy deportivo construido sobre la base del 458 Spider, que busca rememorar los modelos de Pininfarina para la casa de Maranello de los años 60 y 70.

Ofrece una velocidad máxima de 320 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 3,4 segundos. Se fabricaron seis unidades sólo para clientes especiales. Desde que se presentó como prototipo en el Salón de Ginebra de 2013 hasta que se produjeron esas pocas unidades al cabo de dos años, nunca se ha sabido realmente el precio de este superdeportivo tributo, pero se estima entre 2,5 y 3 millones de euros.

9. Pagani Huayra Roadster BC: 3 millones de euros

Con 1.218 kilos, el Huayra Roadster BC es uno de los hypercars más ligeros del mundo.
Con 1.218 kilos, el Huayra Roadster BC es uno de los hypercars más ligeros del mundo.

Es una de las últimas creaciones el diseñador argentino Horacio Pagani. Su nombre procede del término quechua “huayra”, que significa viento, y las iniciales BC de esta edición especial corresponden a Benny Caiola, coleccionista de coches y primer propietario de un Pagani, al que el diseñador le quiso rendir homenaje con una serie de 20 unidades.

Es un biplaza con motor V12 biturbo central trasero y carrocería roadster que consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y puede alcanzar una velocidad de 386 km/h. Con respecto a la coupé se incrementó la potencia en 60 caballos (supera los 750 CV) y se redujo su peso en 132 kilos: tiene llantas 9 kilos más livianas, un escape de titanio, suspensiones construidas en aleación de aluminio que ahorran un 25 por ciento respecto al Huayra y nueva fibra de carbono con un 50 por ciento menos de peso que la convencional. Con 1.218 kilos es uno de los hypercars más ligeros del mundo.

Mirá en detalle al Pagani Huayra Roadster BC.

8. Lamborghini Sián: 3,3 millones de euros

Sólo se fabricarán 63 unidades del Sián, y ya están todas vendidas.
Sólo se fabricarán 63 unidades del Sián, y ya están todas vendidas.

El Sián, inspirado en el concept Terzo Milenio, es el Lamborghini más potente y veloz de la historia, pero también el primer modelo híbrido de la marca. Además de su tradicional V12 de 785 caballos añade un segundo motor eléctrico con otros 34 y llega a los 819 caballos de potencia. Por eso la elección de su nombre, que significa “rayo” en un dialecto piamontés, región de Italia en donde se encuentra Bologna.

Sólo se fabricarán 63 unidades del Sián, y ya están todas vendidas. Eso sí, todas las unidades serán distintas y personalizadas porque tendrán diseños interiores con detalles a pedido de cada usuario. No es caprichoso el límite de 63 modelos, sino que refiere a 1963, el año de fundación de la firma italiana. Con una aceleración de 0 a 100 kilómetros en 2,8 segundos, en la casa bolognesa indican que con este modelo entran en la era de la electrificación.

Así se presentó el Lamborghini Sián.

7. Aston Martin Valkyrie: 3,4 millones de euros

Su producción está limitada a 150 unidades, todas ellas vendidas antes de ser producidas, incluso.
Su producción está limitada a 150 unidades, todas ellas vendidas antes de ser producidas, incluso.

Es el resultado de la colaboración entre el fabricante británico y la escudería Red Bull, a tal punto que está concebido por el talento del director técnico del equipo de F1, Adrian Newey. Está construido con un ligero esqueleto de fibra de carbono sobre el que colocaron una carrocería con una carga aerodinámica inusual para un auto de calle.

Su motor es un V12 de aspiración natural desarrollado para ser montado en posición central, que acredita 1.176 caballos de potencia. Su producción está limitada a 150 unidades, todas ellas vendidas antes de ser producidas, incluso.

Mirá en acción al Aston Martin Valkyrie.

6. Bugatti Chiron Super Sport 300+: 3,5 millones de euros

La Bugatti Chiron Super Sport 300+ es el auto más rápido del planeta: llegó a 490 km/h.
La Bugatti Chiron Super Sport 300+ es el auto más rápido del planeta: llegó a 490 km/h.

Es la variante más extrema de la Bugatti Chiron, que se realizó para batir el récord de velocidad de autos de fabricación. Y la hazaña la consiguió a principios de agosto cuando llegó a los 490,484 km/h.

La versión Super Sport 300+, entonces, inmortaliza al modelo más rápido del planeta. También concebida en fibra de carbono, esta Bugatti se diferencia del modelo de serie porque logró incrementar la potencia del W16 8.0 litros que equipa el hiperdeportivo francés. El Chiron Super Sport 300+ rinde 1.600 caballos, 100 más que el modelo convencional.

Así consiguió el récord la Bugatti Chiron.

5. Koenigsegg CCXR Trevita: 4,5 millones de euros

Floyd Mayweather se llevó uno de los modelos en el verano de 2015 por 4,8 millones de euros.
Floyd Mayweather se llevó uno de los modelos en el verano de 2015 por 4,8 millones de euros.

Originalmente fue concebido por la marca sueca para ser una edición limitada de tres unidades. Sin embargo, la fibra de carbono blanca utilizada para su fabricación (que tiene una capa de acabado en diamante) hizo que resultara extremadamente complicado de fabricar. La decisión fue entonces la de fabricar sólo dos unidades y que se transforme en un objeto de deseo.

Esto atrajo inmediatamente a Floyd Mayweather, siempre atento las joyas únicas, quien se llevó uno de los modelos en el verano de 2015 por 4,8 millones de euros. Dos años más tarde fue subastado.

Esta pieza del fabricante sueco de hypercars está equipada con motor V8 de aluminio biturbo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. Cuenta con un exclusivo alerón trasero de carbono doble, frenos de cerámica de carbono con ABS, sistemas de monitoreo para neumáticos y de elevación hidráulica.

4. Bugatti Divo 5: millones de euros

El Bugatti Divo es una edición limitada de sólo 40 unidades.
El Bugatti Divo es una edición limitada de sólo 40 unidades.

El Divo, de Bugatti está pensado para los clientes que no necesitan superar los 400 km/h, porque en ese aspecto es menos radical que un Chiron. Pero esto también tiene su precio, porque el Divo es una edición limitada de sólo 40 unidades.

El nombre Divo rinde homenaje a un piloto francés que ganó dos veces la mítica Targa Fiorio, una competencia que hasta 1977 fue una carrera de resistencia en carreteras abiertas de las montañas de Sicilia. Albert Divo nació en París en 1895, y después de servir como piloto de combate en la Primera Guerra Mundial, ejerció como mecánico y más tarde como piloto profesional.

Equipado con el mismo motor W16 de 1.500 CV, el Divo es 35 kg más liviano que el Chiron, mientras que su velocidad máxima está limitada a 380 km/h.

3. Lamborghini Veneno Roadster: 7,6 millones de euros

El Lamborghini Veneno esconde el motor V12 cilindros de 750 CV reconocido por un sonido inigualable.
El Lamborghini Veneno esconde el motor V12 cilindros de 750 CV reconocido por un sonido inigualable.

Con el Lamborghini Veneno la firma de Sant’Agata Bolognese celebró su 50 aniversario, pero no bastó y luego lanzó una versión descapotable más exclusiva aún: el Lamborghini Veneno Roadster.

Desde el aspecto ya es temible este Lamborghini: está trabajado al máximo en la eficiencia aerodinámica para llevar la performance de un prototipo de carreras a un uso convencional. Esconde el motor V12 cilindros de 750 CV reconocido por un sonido inigualable y unas prestaciones que erizan la piel: 355 km/h de máxima y 2,9 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.

2. Rolls Royce Sweptail: 13 millones de euros

A pesar de sus enormes dimensiones este Rolls Royce no tiene plazas traseras.
A pesar de sus enormes dimensiones este Rolls Royce no tiene plazas traseras.

Este Rolls Royce parte de un capricho: fue encargado especialmente por un cliente VIP de la marca, coleccionista de aviones y súper yates, quien quería poder conducir sobre la ruta el equivalente a esos dos objetos de colección.

Por eso su diseño engloba líneas que también copian las de un avión y un yate. De hecho, la mayor rareza radica en su interior: a pesar de sus enormes dimensiones no tiene plazas traseras. Por la caída del techo, este enorme biplaza basado en el modelo Phantom y equipado con un motor V12 de 6,7 litros, desde atrás parece un yate deportivo.

Mirá en detalle al Rolls Royce Sweptail.

1. Bugatti La Voiture Noire: 16,7 millones de euros

Tanto el excéntrico boxeador Floyd Mayweather como Cristiano Ronaldo estuvieron señalados como posibles compradores de La Voiture Noire.
Tanto el excéntrico boxeador Floyd Mayweather como Cristiano Ronaldo estuvieron señalados como posibles compradores de La Voiture Noire.

Se presentó en el Salón de Ginebra de 2019 como un homenaje a la Bugatti Type 57 SC Atlantic, diseñada por Jean Bugatti, el primogénito del fundador de la marca, Ettore Bugatti. De ese modelo se construyeron cuatro unidades entre 1936 y 1938, cada una personalizada por su dueño.

Este superdeportivo cuenta con la mecánica del Chiron, un motor W16 de 1.500 caballos con el que alcanza los 400 kilómetros por hora. Con este modelo la casa italiana celebró sus 110 años y al mismo tiempo lo posicionó como el auto más caro de la historia.

Aunque apenas se presentó se especuló que iba a rondar los 11 millones de euros, esta joya encontró un comprador que pagó nada menos que 16,7 millones de euros. El crack Cristiano Ronaldo fue uno de los que se vio obligado a negar que había comprado esta Bugatti.

Otro nombre que estuvo vinculado a la Voiture Noir fue el del excéntrico boxeador Floyd Mayweather, propietario de una enorme flota de vehículos de lujo, incluidas varias Bugatti. Pero esto nunca llegó a confirmarse. Ferdinand Piech, el ex presidente del Grupo Volkswagen, fue otro candidato que medios europeos indicaron como posible dueño del auto más caro del mundo.

SEGUÍ LEYENDO: