Una de las dos máquinas expendedoras gigantes que Alibaba tendrá operativas en China en enero de 2018
Una de las dos máquinas expendedoras gigantes que Alibaba tendrá operativas en China en enero de 2018

Lo convencional y lo extravagante. Los métodos que se prolongan en el tiempo se vuelven tradicionales. La venta de automóviles en espacios físicos, en concesionarios, en escenarios específicos es un tipo de comercialización legendaria. Los vientos de modernidad prometen cambiar las formas establecidas. Alibaba, el gigante del comercio electrónico, presentó su idea: una aplicación para smartphone, reconocimiento facial y el retiro de la unidad en una máquina expendedora gigante.

La compañía de Jack Ma anunció el lanzamiento de un proyecto que procura cambiar de fondo los esquemas de comercialización automotor. Su objetivo principal es vender autos como si fuesen golosinas, de un modo fácil y práctico. Promete crear una red de máquinas expendedoras con decenas de locales hacia finales de 2018. En enero ya deberán estar operativas las dos primeras instalaciones, emplazadas en Shangái y Nanjing, con la curiosa fisonomía de un gato.

En un video develó el funcionamiento de la iniciativa. El proceso comienza con Taobao, una plataforma subsidiaria de Alibaba, que concede la posibilidad de escanear un vehículo cualquiera y cotejarlo con el catálogo de modelos que dispone la aplicación. La app reconocerá la unidad y ofrecerá información complementaria del auto que el usuario haya elegido. Ante una muestra de conformidad, el cliente deberá sacarse una selfie para que quede registrado junto a sus datos personales.

La aplicación pedirá que seleccione versión, modelo y color de la unidad que quisiera probar. Luego dirá dónde y cuándo deberá presentarse en una de las máquinas expendedoras gigantes para realizar una prueba del automóvil requerido. En el local, un escáner comprobará que el rostro de la persona coincida con el perfil del usuario. El test drive se extenderá durante tres días. Vencido el plazo, el cliente podrá comprarlo directamente a través de la app, o bien devolverlo y/o probar otros modelos a cambio.

Aún se desconoce qué modelos estarán disponibles, cuál será su precio y cuál será el costo del servicio
Aún se desconoce qué modelos estarán disponibles, cuál será su precio y cuál será el costo del servicio

No se podrán testear más de cinco vehículos por mes y los usuarios mejor calificados podrán realizar pruebas gratis. Sin embargo, el sistema presenta algunos grises aún. Sólo podrán realizar los test drive aquellos usuarios que presenten un puntaje superior a 700 en el sistema Zhima Credit de China, como una forma de respaldo y credibilidad financiera. El costo del servicio no fue informado, el portfolio de modelos no fue difundido y el programa de compras por máquinas expendedoras tampoco fue bautizado o nombrado de alguna forma particular.

Alibaba, la start-up que al principio vinculaba fabricantes con empresarios chinos bajo un método de calificación de vendedores y se terminó convirtiendo en referente del mercado business to business, adoptó un método innovador que ya tiene algunas experiencias similares distribuidas en el mapa. En Singapur se erigió un show-room vertical que expone 60 vehículos de lujo en quince pisos. Además de exhibirse, unidades de Ferrari, Porsche o Lamborghini se encuentran a la venta, aunque del modo convencional.

LEA MÁS: