La gran acogida que tuvo Don Ramón cuando visitó el Perú

Su entrega, carisma, enojos y su gran visita por Perú nos recuerda a un gran personaje de la vecindad de “El Chavo del 8″, aquel que regaló el privilegio a los peruanos de conocerlo de cerca, solo meses antes de su muerte.

Ramón Esteban Gómez Valdés y Castillo, más conocido como “Don Ramón”, se despidió de su público peruano meses antes de partir a la eternidad, el mismo que hacia reír con sus ocurrencias, porque tener una hija como “La Chilindrina” (María Antonieta de las Nieves) no era tarea fácil.

Fue en 1988 cuando decidió visitar Perú por segunda vez, sin presagiar que meses después partiría de este mundo dejando un gran legado en la televisión mexicana y latinoamericana y un gran recuerdo en los corazones de grandes y pequeños.

En aquella ocasión “Don Ramón” - como le decían en la vecindad de “El Chavo del 8″, personaje interpretado por Roberto Gómez Bolaños, ‘Chespirito’- llegó a la capital peruana para ofrecer un show circense y fue invitado para grabar un el spot publicitario de San José, una marca conocida de turrones, y es que la miel del humor de “Monchito”, llenó de dulzura el alma y porqué no decir, nos empalagó de risas.

“DON RAMÓN” EN EL CHAVO DEL 8

Ramón Valdés tomó un gran protagonismo en “El Chavo del 8″, en la cual se le pudo ver en esa faceta de padre, pero no era cualquier papá.

Su personaje fue perfecto y es que su figura delgada, las arrugas, las facciones de su rostro, dieron vida a al padre de “La Chilindrina”.

Aquel que pese a que nunca pagó la renta pudo vivir cómodamente en su casa, ese hogar que no necesitaba riquezas, porque la “riqueza” era tener un papá como él.

“DON RAMÓN” EN PERÚ

En 1980, Perú tuvo la oportunidad de acoger a Ramón Valdés. Su visita fue efímera, solo estuvo por unas horas y tuvo que regresar a su natal México. Sin embargo, 8 años después, en 1988, regaló la dicha a los peruanos de tenerlo un poco más de tiempo y disfrutarlo de sus ocurrencias.

En algunas imágenes se aprecia al actor compartiendo con su público, que aprendió a ver capítulos en blanco en negro y pese a esta gama de tonos, “Don Ramón” hizo de las suyas para pintarnos de colores cada capítulo transmitido por América Televisión.

Exhortó a la juventud a dejar el hábito de fumar. Incluso, fue parte de una campaña en donde concientizaba a los jóvenes a dejar las drogas. Sabía ya de su padecimiento y no quería irse de este mundo sin dejar esos consejos que solo un “padre”, como él, podía hacerle a sus “hijos”.

La última vez que pisó suelo peruano, Valdés llegó cojeando, ya que días antes había sufrido un accidente al resbalar en el aeropuerto de Bogotá, luego de firmar un autógrafo a sus fieles seguidores.

OTRO CAMINO

En 1979, Ramón Valdés decidió dejar la vecindad del Chavo al lado de Carlos Villagrán con la finalidad de buscar otros horizontes. No cabe duda de que su ausencia se sintió, pero Gómez Bolaños entendería la determinación de su gran personaje.

En una entrevista, Esteban Valdés, hijo del actor, declaró que la salida de su padre se debió a que Florinda Meza quería tener el control absoluto Del programa. Esta situación habría causado incomodidad al artista mexicano, que prefería recibir órdenes únicamente de ‘Chespirito’, a quien le debía su fama mundial.

Es importante recordar a aquellos personajes previos a “Don Ramón” cuando el reconocido artista formaba parte de El Chapulín Colorado, una comedia también dirigida por Gómez Bolaños. En ella realizó las interpretaciones de “Súper Sam”, el “Rasca Buches”, “Pirata Alma Negra”, “Tripa Seca” y el “Peterete”.

ADICCIÓN AL TABACO

Ramón Valdés tenía una adicción fuerte al tabaco y solía fumar, incluso, durante la filmación de los diferentes programas de ‘Chespirito’, el cual, poco a poco, lo fue consumiendo y que le causó cáncer de estómago, detectado a inicios de los años 80. No había muchas esperanzas para el actor, pero sus ganas de seguir viviendo, hicieron que nos acompañe 8 años más.

Y es que él siempre sintió que tenía un propósito en la vida, que era entretener y aún con el peso de la enfermedad, siguió haciendo giras con su circo, robando sonrisas a los adultos y a los niños

Perú fue el último país que visitaría fuera de México, ya que luego de esta corta gira, sentiría el empeoramiento de su enfermedad.. Su tarea con su circo y el programa de comedia “¡Ah qué Kiko!” quedó en stand by, debido a este mal que lo acechó por largo tiempo.

ADIÓS, “MONCHITO”

Sus compañeros de las series de ‘Chespirito’ como Angelines Fernández, María Antonieta de las Nieves, Carlos Villagrán, Rubén Aguirre y Edgar Vivar, estuvieron juntos en los últimos momentos de Ramón Valdés.

Luego de dos semanas de quedar sedado para evitar el dolor, falleció en el Hospital Santa Elena de la Ciudad de México, un 9 de agosto un grande nos dijo adiós, pero nos dejó su esencia, esa que una y otra vez nos hizo reír.

María Antonieta de las Nieves, quien no pudo asistir a su funeral, fue una de las más afectadas y lamentó mucho no haber estado con él en sus últimos momentos de vida, ya que se encontraba con su circo en nuestro país.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR