Amazonas: advierten que río Utcubamba podría desbordarse tras terremoto de 7,5 grados

El Gobierno Regional informó que el deslizamiento de un cerro causó un dique natural en el sector El Aserradero.

El Gobierno Regional (GORE) de Amazonas advirtió a la población en general del peligro en el que se encuentra el sector El Aserradero, en la carretera Fernando Belaunte Terry. Esto porque, tras el terremoto de 7,5 grados del último domingo, las autoridades temen que el río Utcubamba se desborde debido a un embalse presentado en la zona afectada.

“Se hace de conocimiento a la población en general que continúa el deslizamiento en el sector El Aserradero y el embalse del río Utcubamba que podría desbordarse y generar un aluvión de gran magnitud en cualquier momento”, informó el GORE Amazonas a través de su página de Facebook.

Las poblaciones que podrían verse afectadas serían las que se ubican en ambas riberas del río, como Puerto Naranjitos, El Salado, Santa Elena, Cajaruro, entre otras.

Este tramo comprende más de 10 kilómetros y por el momento se encuentra colapsado por el reciente terremoto. El deslizamiento de un cerro habría provocado un dique natural, represando las aguas del río Utcubamba.

“Esto ha originado un embalse de más de 2 kilómetros río arriba, que amenaza con desbordarse en cualquier momento”, señaló el Gobierno Regional de Amazonas.

Las autoridades indicaron que se está gestionando el arribo de especialistas en las próximas horas para que se pueda proceder con el drenaje y así evitar un incidente.

Foto: Gobierno Regional de Amazonas
Foto: Gobierno Regional de Amazonas

El GORE Amazonas habilitó una vía alterna para el tránsito de vehículos livianos, como medida de mitigación y ante el bloqueo vial del sector.

Foto: Gobierno Regional de Amazonas
Foto: Gobierno Regional de Amazonas

DECLARAN EN EMERGENCIA A AMAZONAS Y OTRAS REGIONES

A través de un mensaje a la nación, el presidente de la República, Pedro Castillo, anunció la declaratoria de estado de emergencia de las regiones más afectadas por el terremoto de 7.5 registrado el domingo en Amazonas.

El jefe de Estado señaló que pese a los pedidos de vacancia presidencial por parte de un sector minoritario del Congreso, su gobierno está concentrado en atender los problemas generados a causa del fuerte sismo.

Mi gobierno se encuentra enfocado en atender a las poblaciones afectadas, por ello anuncio al país que hemos dispuesto la declaratoria del estado de emergencia de las regiones de Amazonas, Cajamarca, Loreto y San Martín”, dijo Castillo desde Palacio de Gobierno y acompañado de todos sus ministros.

Desde el primer momento he dirigido personalmente las acciones en el mismo terreno porque garantizo que no descansaremos hasta que toda la población afectada recupere las condiciones de vida digna que todos los peruanos merecemos”, añadió

Por otro lado, señaló que su gestión continuará impulsando la masificación del gas de Camisea, “la renegociación de los contratos lesivos para el Estado, en cobrar las deudas históricas” y la segunda reforma agraria.

LA DIFÍCIL SITUACIÓN DE LOS DAMNIFICADOS

En la provincia de El Porvenir, en Bagua, en 70% de las casas, construidas con adobe, se encuentran inhabitables y cientos de los habitantes no duermen por la angustia de que se puedan presentar réplicas que puedan terminar por traer abajo sus precarios hogares.

En Utcubamba, Chachapoyas, el colapso de la carretera Fernando Belaúnde Terry tras el fuerte movimiento telúrico ha dejado decenas de vehículos interprovinciales varados y sin vistas de poder avanzar, por lo que las Fuerzas Armadas decidieron crear un puente aéreo para trasladar a los viajeros a sus zonas de origen mientras se realizan trabajos de recuperación de las vías.

“Nunca se ha sentido un terremoto de esta magnitud. Parecía que nunca iba a terminar. Empezó de a poquitos y subió su intensidad, no se podía ni caminar”, narra Elita, quien vive en el distrito de Recta, también afectado por el sismo.

En otra zona de Bagua, corresponsales de ATV recorrieron varios distritos registrando el drama que viven los damnificados. “El terremoto casi me ha tumbado. Mi casa está rajada. Le he puesto barro, porque me da miedo. No tenemos dónde dormir, estamos a la voluntad de Dios. Nosotros seguimos durmiendo aquí porque no tenemos otro lugar. Ojalá nos ayudaran a arreglar nuestra casita. Está peligroso, somos varios acá los que vivimos”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR