Jorge Chaparro, excomandante de las FF.AA. declaró ante la Fiscalía por presunta presión del Ejecutivo en ascensos

En la diligencia también participó el abogado de Bruno Pacheco, acusado junto al exministro Walter Ayala.

| Foto: Agencia Andina
| Foto: Agencia Andina

El excomandante general de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), Jorge Chaparro Pinto, rindió su declaración ante la Fiscalía este jueves 25 de noviembre, como parte de la investigación preliminar por la presunta interferencia del Ejecutivo en el ascenso de oficiales.

Rindió su testimonio ante el Fiscal Supremo Adjunto, Ramiro González Rodríguez, quien es el encargado de las diligencias del caso, que involucra al exministro de Defensa, Walter Ayala y al exsecretario de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco.

En la diligencia reservada también participó el abogado de Bruno Pacheco, quien es investigado por los presuntos delitos de patrocinio ilegal y abuso de autoridad, al igual que el exministro Ayala.

Se recuerda que el excomandante general de la Fuerza Aérea del Perú, Jorge Luis Chaparro, también fue separado del cargo a pocos meses de ser designado. En su discurso de despedida, sostuvo que el proceso de ascensos en su institución no obedeció a presiones externas, sino al proceso regular regido por la meritocracia, pero que hubo miembros de esta fuerza armada que buscaron favorecerse mediante el apoyo de terceros.

DENUNCIA

El General de División, José Vizcarra Álvarez, excomandante General del Ejército, denunció que fue el secretario presidencial Bruno Pacheco y el ministro de Defensa Walter Ayala, así como el mismo presidente de la República, Pedro Castillo, le pidieron el ascenso irregular de dos coroneles. Así lo dijo en entrevista para Ampliación de Noticias de RPP.

“Yo sí recibí algunos pedidos, que me hicieron conocer antes del proceso. A través del secretario Bruno Pacheco y el ministro de Defensa y los mensajes de a través del Edecán del ministro de Defensa. Eran varios los recomendados y en diversos grados”, manifestó el exjefe del Ejército.

Además, recalcó que el ascenso del coronel Fidel Bocanegra se dio dentro de la legalidad y no hubo nada turbio en su nombramiento. Sin embargo, precisó que los pedidos de ascenso fueron solicitados para los coroneles Sánchez Cahuancamo y Ciro Bocanegra.

“El señor Fidel Bocanegra jamás ha usado ningún medio para sugerir su ascenso. El ministro de Defensa y el secretario general de Palacio, Bruno Pacheco, insistieron en los ascensos de varios recomendados. Quiero puntualizar dos, hablamos del coronel Sánchez Carhuarcamo y Ciro Bocanegra. Ambos [Ayala y Pacheco] insistieron tanto que tuvimos intercambios de ideas sobre cómo funcionan las fuerzas armadas que ellos no pudieron entender. Los días 11 y 12 y 13 de octubre llevé las recomendaciones institucionales de los ascensos, el ministro me llamó a Palacio diciendo que no había atendido los pedidos, nos recibió el secretario de presidencia y le explicamos. Él [el secretario] nos dijo que todo se puede hacer si se quiere”, agregó.

El excomandante indicó que entre el 11 y 13 de octubre fue al Ministerio de Defensa llevando las actas de ascenso: “El señor ministro llamó por teléfono a Palacio y me increpó que los recomendados no habían ascendido y que el secretario (Pacheco) estaba incómodo”.

“Fuimos a Palacio y me recibió el dichoso secretario (Pacheco) y le manifesté que no era posible el ascenso de los recomendados y el señor (Pacheco) me manifestó que todo se puede hacer si se quiere”, precisó.

Agregó que en todo momento, Pacheco hablaba en nombre del presidente Pedro Castillo y que ante ello solicitó conversar con el Jefe de Estado, pedido que fue aceptado tras su insistencia y lograron juntarse el viernes 15 de octubre a las 19:00 horas.

“Yo pensaba que el presidente no tenía conocimiento de esta situación, entonces le manifesté de esta situación y (el presidente Pedro Castillo), después de sugerirme de cómo hacer ascender al señor Ciro Bocanegra, le manifesté que no era posible porque no respetaba las reglas”, detalló.

“Yo le manifesté que si él deseaba ascenderlo le podía sugerir que haga una resolución donde él tenía la posibilidad y la capacidad de otorgarle una vacante, lógicamente le explicaba que el impacto negativo sobre la institución iba a ser grande porque ese señor no era merecedor de ese momento del ascenso”, contó.

Finalmente, Vizcarra Álvarez aseguró que el presidente Pedro Castillo entendió y le dijo que lo respaldaba. Días después se dio la resolución de su pase a retiro y el nombramiento de los nuevos comandantes generales del Ejército del Perú y de las Fuerza Aérea.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR